martes, 24 de enero de 2017

Oramos siempre por vosotros, para que nuestro Dios os tenga por dignos de su llamamiento, y cumpla todo propósito de bondad y toda obra de fe con su poder, para que el nombre de nuestro Señor Jesucristo sea glorificado en vosotros, y vosotros en Él

PARA RECORDAR ... El que tiene este cargo ha de ser irreprensible debe ser apto para enseñar;no un neófito, no sea que envaneciéndose caiga en la condenación del diablo. 1Timoteo3:2,6




¿Es bueno orar?

Animo a la Oración

           I.      Ánimo a la Oración
             a.      1 Timoteo 2:1–3 – Primero que nada
             Existen seis diferentes tipos de oración en la Palabra
                        i.      Súplicas
                        ii.      Intercesión
                        iii.      Acción de Gracias
                        iv.      Velando
                        v.      Dolores de Parto
                        vi.      Oración General

             Todas estas tienen un significado diferente y conllevan un énfasis completamente distinto. En las siguientes lecciones trataremos cada una de ellas en detalle.

             b.      Exhortaciones Bíblicas para orar
                        i.      Lucas 18:1
                        ii.      Lucas 11:2 (Mateo 6:5)
                        iii.      1 Timoteo 2:8
                        iv.      Filipenses 4:6
                        v.      Juan 16:23–24
                        vi.      Marcos 14:38
                        vii.      1 Crónicas 6:24–42
                        viii.      Judas 20 (1 Corintios 14:15)
                        ix.      1 Crónicas 7:14

             Una cosa es ciertamente evidente en estas escrituras: Dios quiere que oremos siempre, en todo y sobre todo. La mayoría de nosotros puede ver y entender que deberíamos orar y probablemente podemos hablar mucho al respecto, pero la pregunta es ¿ESTAMOS ORANDO?

           II.      Orar Debe Estar En Nuestros Corazones, Sino No Lo Haremos
             a.      La oración debe originarse en nuestro corazón
                        i.      1 Samuel 7:17
                        ii.      Lamentaciones 1:15–17
                        iii.      Lamentaciones 2:17–19
                        iv.      Lamentaciones 3:45–51

             Muchas veces para que seamos motivados, debemos ver algo que nos afecte. Si tan solo fuésemos motivados a orar antes de una crisis, muchas veces podríamos prevenirlas
                        v.      Salmo 126:5–6
                        vi.      1 Samuel 1:9–18

             b.      Ejemplos en las Escrituras de guerreros de oración
                        i.      Lucas 2:37 – Ana
                        ii.      Daniel 6:4–14 – Daniel
                        iii.      Colosenses 1:3 – Pablo
                    1.      Colosenses 1:9
                    2.      2 Tesalonicenses 1:11
                        iv.      Santiago 5:17–18 – Elías
                        v.      Jeremías 3:18–21 – Jeremías
                        vi.      Marcos 1:35 – Jesús
DESCARGAR
Publicar un comentario en la entrada
https://story.ad/site/file_download/smartpublicity1467919561neTNIrOs.html