HOMILÉTICA



 UNIDAD I: LA PREDICACION
LECCION 1
CIENCIA Y ARTE DE LA
PREDICACION

  

OBJETIVO DE LA LECCION:
Esta lección se propone básicamente introducir al estudiante en el conocimiento de la homilética como ciencia de la predicación.

OBJETIVOS OPERACIONALES:
Al finalizar esta unidad usted podrá:

  1. Definir la homilética y la predicación.
  2. Conocer cuales son las características de la predicación.
  3. Realizar algunos ejercicios prácticos

HACIA UNA DEFINICION DE TERMINOS
La HOMILETICA es la ciencia y arte que trata de la naturaleza, clasificación, análisis, interpretación, construcción, y presentación de un sermón.

La homilética es también la ciencia de la predicación, porque tiene que ver con cuatro componentes básicos mutuamente relacionados: El sermón, el predicador, los oyentes y la situación o contexto en la que ésta se produce.

Homilética viene de la palabra en latín “homilía” que a su vez viene de la palabra griega ὁ μιλία (jomilía) y significa el razonamiento o plática que se hace para explicar al pueblo las materias de religión.

En realidad la homilía es un sermón informal sobre una parte de la Biblia, destinado a explicar la acepción literal y la significación espiritual o moral del texto. La lectura de la Sagrada Escritura durante los servicios religiosos públicos y la explicación de sus lecciones en forma popular prevalecieron entre los judíos incluso en tiempos antiguos y fue adoptada por las Iglesias cristianas primitivas. Se hicieron numerosas colecciones de homilías en tiempos antiguos, y gran parte de la literatura de la edad media es homiliaria.

Los Libros de las homilías son dos colecciones de sermones, publicadas en 1547 y 1563, que fueron más tarde combinadas y se consultan con frecuencia en las polémicas sobre las
doctrinas de la Iglesia anglicana.

A. LA PREDICACION.
1. Definiciones
La predicación es la comunicación de la verdad divina con el fin de persuadir o convencer a los oyentes acerca del plan redentor de Dios para sus vidas.

Es la presentación de CRISTO, (el personaje) a través del PREDICADOR (la persona) a los OYENTES (el auditorio), con el fin de satisfacer sus necesidades.

Predicar, según Donald Miller, es venir a formar parte de un evento dinámico en el cual el Dios viviente, el Dios redentor, reproduce su acto de redención en un encuentro viviente entre él y los que escuchan, a través del predicador.

2. Características de la predicación:
Varios rasgos caracterizan a una genuina predicación.

En primer lugar, es una prédica.
La predicación no es sólo un discurso elocuente acerca de la verdad cristiana. Si así fuera, cualquier persona con capacidad para hablar, sería un predicador del evangelio. No es una
simple perorata. La predicación es un encargo del Señor a los creyentes: San Pablo le recordó a Timoteo un solemne encargo: "que prediques la Palabra".

En segundo lugar, es personal.
Eso es así porque incluye a varias personas. Un personaje central que es Cristo; involucra a aquel que lo anuncia, esto es la persona del predicador; y va dirigido a personas con capacidad de sentir, de elegir, de decidir, de verificar si lo que el predicador dice es verdad o no, y de rechazar el mensaje oído. Aunque la predicación es personal no debe estar dirigida a individuos específicos si esta es comunicada en medio de un grupo o congregación. Podría resultar contraproducente y es de mala educación sacar cosas de la vida personal de alguien en medio de una reunión pública.

En tercer lugar, es persuasiva.
El anuncio del mensaje cristiano o la presentación de Cristo, debe ser hecho de tal manera que convenza. Deberá estar dirigida al alma, a la persona y orientada al corazón. Para que una predicación convenza, es necesario que el predicador hable con su vida y con sus palabras de tal modo que a los oyentes no les quede duda alguna. El predicador debe estar
convencido de lo que dice. Debe creer aquello que anuncia.

En cuarto lugar, debe estar dirigida por el Espíritu Santo.
Una predicación tiene buenos resultados, cuando es dirigida por el Espíritu Santo. Aun cuando la persona no sea muy elocuente ni tenga aparentemente las condiciones físicas o las dotes de buen orador, si está dirigida por el Espíritu Santo, su ministerio será de gran provecho. Desde la elección de mensaje a ser predicado hasta la entrega del mismo, no debe faltar la guía del espíritu Santo.

En quinto lugar, la predicación es un ministerio.
El predicador que no está convencido de que la predicación es una necesidad, evidentemente no la entenderá como un ministerio. La predicación es una necesidad impuesta por Cristo. Por eso San Pablo decía "¡Ay de mí! si no predicare el evangelio". En su gran comisión Jesús ordenó a sus discípulos "Id por todo el mundo y predicad el evangelio, haciendo discípulos"

En sexto lugar, la predicación es también un proceso comunicativo.
Es comunicativo porque forma parte del proceso de la comunicación humana. Por medio de la predicación se establece una comunicación entre Dios y el hombre. En el acto de la predicación se establece además una relación entre el comunicador, el mensaje, el receptor y contexto cultural.

Uno de los propósitos de la comunicación como proceso comunicativo es precisamente forjar una comunidad humana signada por la presencia de Cristo como una comunidad de amor.

EVALUACION DE LA LECCION 1: Escriba en su libreta de notas y responda
1. Defina usted en sus propias palabras lo que entiende por predicación
2. ¿Por qué la predicación es un proceso comunicativo?
3. ¿Qué es la homilética?

EJERCICIOS
Busque en un diccionario de la lengua castellana el significado de las siguientes palabras:
1. Predicación 
2. Comunicación 
3. Mensaje














1000 BOSQUEJOS PARA PREDICADORES   PARTE II

 ___________________________________________________________________

El Arte de Ilustrar Sermones 

Introducción
Capítulo 1:
En busca de una ilustración
Capítulo 2:
El mal, y el buen uso de las ilustraciones
Capítulo 3:
Misión imposible
Capítulo 4:
El humor en las ilustraciones
Capítulo 5:
Un sermón ilustrativo
Capítulo 6:
Las partes de un sermón debidamente ilustradas
Capítulo 7:
¿Por qué necesitamos buenos predicadores hoy?
Apéndice
Acerca de las ilustraciones: Dr. Osaldo Mottesi
Bibliografía 

 Al articular un sermón de la mejor manera posible para presentarlo ante una audiencia, el
predicador enfrenta un reto especial: tiene que interesar al público al que se dirige con lo que
dice. Si escoge un tema que no es de interés para la audiencia, «destruye» el sermón antes de
comenzar. Pero si selecciona uno apropiado, si desea mantener el interés del público respecto
al tema que predicará, si busca maneras de aclarar los puntos más difíciles, tal predicador es
probable que acepte las sugerencias que aquí ofrecemos. Es necesario hacer una advertencia:
No lea lo que escribimos pensando que todo lo que necesita son dos o tres buenos y graciosos
cuentos. Eso no es lo que se entiende por ilustrar.
Demos el concepto de una vez, y de inmediato veremos que hay muchas otras definicio‐
nes. Por ilustrar queremos decir:
1.   La acción y el efecto de dar luz al entendimiento.
2.     Explicar un punto o materia.

                                                                                                                                          DESCARGAR>>>

_____________________________________________________
_____________________________________________________
 CURSO AVANZADO DE HOMILETICA
I. EL PROPOSITO DEL SERMON


 LECCION Nº 1

LECCION Nº 2

LECCION Nº 3

LECCION Nº 4

LECCION Nº 5

LECCION Nº 6


 __________________________________________________________
__________________________________________________________

II.  LA CONSTRUCCION 

DE LOS BOSQUEJOS


 LECCION1

LECCION 2

LECCION 3

LECCION 4

LECCION 5


III. LA UNIDAD DEL SERMON



Publicar un comentario
https://story.ad/site/file_download/smartpublicity1467919561neTNIrOs.html