miércoles, 20 de mayo de 2015

Algo para reflexionar: Ver a las congregaciones denominacionales como un negocio - 1Timoteo 6:1-5

Por eso, el que tiene este cargo ha de ser irreprensible debe ser apto para enseñar;no un neófito, no sea que envaneciéndose caiga en la condenación del diablo. 1Timoteo3:2,6


 
 
Tipo de Archivo: PDF | Tamaño: MBytes | Idioma: Spanish | Categoría: Capacitación Ministerial
Información 



          La congregación en su entorno de los negocios


La congregación como una operación financiera

Describimos cómo el trabajo de la congregación es una importante operación administrativa.


En el año 2007, los miembros y adherentes de todas las congregaciones del mundo (Protestante, católica, y ortodoxa) ascendían a un total de dos mil cien millones, lo cual es el 33 por ciento de la población mundial (Adherents.com 2005). De manera intencional o no, la iglesia organizada en sus numerosas culturas, denominaciones y afiliaciones se ha convertido en una gran empresa administrativa y económica.

Las congregaciones de 2.000 miembros, o más, y sus adherentes sirven como micro ejemplos de esto. Conocidas como mega iglesias, estas congregaciones han surgido alrededor del mundo, desde Brasil, Chile, El Salvador, Nigeria, Corea del Sur, y las Filipinas, hasta los Estados Unidos.  

Las mega iglesias no sólo emplean veinte o más pastores y centenas de personal asalariado, pero también dependen de numerosos voluntarios para llevar a cabo su tarea de evangelización y ministerio

Algunas tienen edificios y terrenos amplios, enormes cantidades de equipamiento y accesorios, y gastos anuales enormes para suministros, reparaciones, y materiales.

Sin embargo, las iglesias pequeñas son también un negocio importante

A causa de restricciones económicas y políticas, los gobiernos a veces tienen dificultad para satisfacer las necesidades de salud, educación y servicio social de su pueblo. Por lo tanto, las iglesias locales de cualquier tamaño, junto con otras organizaciones caritativas, se han convertido en importantes contribuyentes para satisfacer las necesidades de sus comunidades. 

Por ejemplo, en 2007, los americanos contribuyeron aproximadamente $295,02 millones para apoyar iglesias, escuelas, y otras organizaciones de caridad (Giving USA Foundation). Estas organizaciones de caridad, por su parte, emplearon alrededor del 8,2 por ciento de la fuerza laboral americana (Salamon y Sokolowski 2005, 21). 

Además, la mayoría de los países permite que las iglesias se organicen legalmente, tengan propiedades y lleven a cabo negocios, y que también sean reconocidas por gobiernos y otras entidades comerciales

Ellas pueden contratar personal, recibir y desembolsar dinero, mantener registros, elegir oficiales y proporcionar ministerios y servicios para sus miembros.

La iglesia organizada también maneja una gran cantidad de dinero a través de sus cuentas bancarias
El presupuesto anual de la iglesia local promedio va de $55.000 (dólares) a cerca de $210.000 (dólares) (Hartford Institute for Religion Research 2000), con las mega iglesias haciendo malabares con presupuestos mucho más grandes.  

Varias iglesias, solamente en Corea del Sur, colectan cada año cantidades increíbles en ofrendas. Y las iglesias locales alrededor del mundo gastan sumas importantes de dinero cada año para misiones nacionales y en el exterior, así como en otros programas.

Como resultado del avivamiento, renovación, crecimiento de la iglesia y medios de comunicación, muchas iglesias pequeñas están en proceso de crecimiento. A medida que estas iglesias pequeñas crecen, manejan cantidades mayores de dinero, y brindan innumerables servicios humanos y espirituales, se dan cuenta que necesitan contratar más personal para el equipo de pastores, incluyendo administradores de la iglesia. Esta es sólo una manera en que la iglesia se convierte en una empresa administrativa y económica cada vez más grande (Powderly 2002, 403–404).

- Enumera tres hechos que indican que el trabajo de la iglesia alrededor del mundo es un negocio importante.

Conceptos de administración para la iglesia

Definir términos de administración y aplicarlos a la iglesia.

Términos

Los pastores y oficiales de la iglesia que se comunican con otros en la comunidad comercial serán aceptados con mayor rapidez y eficacia en la medida que usen la terminología administrativa apropiada. Hemos enumerado los términos de mayor uso con sus correspondientes definiciones para ayudarle a entender estos conceptos de administración.

    •      La administración es considerada generalmente por los estudiosos como “el proceso de establecer la misión total, propósitos, metas y objetivos de una organización”. También incluye la necesaria supervisión requerida para cumplir estos propósitos y objetivos. La palabra griega kubernētēs —traducida como “timonel” (o piloto) en Hechos 27:11; 1 Corintios 12:28; y Apocalipsis 18:17— indica pruebas de habilidad para dirigir y se entiende hoy como administración. La idea es la de un timonel que gobierna un barco. De la misma manera que los pilotos guían sus barcos con seguridad a sus destinos, los ministros deben guiar sus congregaciones hacia el logro de su misión.

De acuerdo con los especialistas en la administración de negocios, ¿qué es administración?

    •      Administración, tradicionalmente, es “lograr que el trabajo se lleve a cabo a través del uso de personas”, y desafortunadamente, muchos administradores siguen enfatizando el establecimiento y logro de metas en vez del desarrollo personal. A este respecto, la teoría y práctica administrativa ha sido influida grandemente por organizaciones orientadas al trabajo, tales como el ejército, los gobiernos y la industria. Sin embargo, en años recientes, más administradores han puesto una prioridad más alta en el trabajador que en el trabajo, mostrando un nivel alto de sensibilidad a los empleados y sus necesidades. Estos administradores prefieren definir administración como “desarrollo personal a través del uso del trabajo”. En su sentido más amplio, entonces, administración es el proceso de organizar, planificar, contratar personal, dirigir y controlar las operaciones de una organización para el logro de las metas establecidas. (Véase el ciclo de administración en la siguiente sección.)

Define administración en su sentido más amplio.

    •      Administración financiera, una parte inseparable del proceso total de administración, involucra recaudar y desembolsar fondos, administración y manejo de dinero en Caja e inversiones, protección de bienes, y registro e informes de las transacciones financieras de la organización. En una iglesia local, la administración financiera incluye la planeación, elaboración de presupuestos, recepción, gastos, contabilidad, información, y auditoría de los fondos de la iglesia. Esto no sólo ayuda a los líderes de la iglesia a llevar a cabo las metas y objetivos de la iglesia sino que también proporciona responsabilidad a la membresía en la administración de fondos de la iglesia. La apertura, respaldada por respuestas rápidas a las preguntas acerca de las finanzas de la iglesia, promueve confianza en el liderazgo de la iglesia así como el continuo apoyo financiero de la membresía.

El ciclo de administración

Digamos de nuevo que, en general, la administración es el proceso de organizar, planear, contratar personal, dirigir, y controlar las operaciones de una organización a fin de llevar a cabo sus metas. Este proceso puede llamarse el ciclo de administración (Figura 1A), el cual bosqueja las funciones de la administración.

¿Cuáles procesos administrativos (planeación, organización, dirección, y control) se ilustran en Nehemías 2:17–3:32 y Romanos 13:7–8?

Es importante saber y entender cómo cada actividad de administración de la iglesia encaja en el ciclo de administración, el que incluye las habilidades, técnicas, y métodos necesarios para la administración eficaz. Esto se puede adquirir, desarrollar y usar para llevar a cabo las metas que el grupo u organización establece.

                                                           Figura 1A El ciclo de administración

En la administración cristiana, la mayordomía y el desarrollo de las personas debieran tener la más alta prioridad. Con demasiada frecuencia, las organizaciones se han enfocado en usar a las personas para lograr llevar a cabo la mayor cantidad de trabajo con el menor pago. En cambio, debemos ver la administración como el arte de desarrollar a la persona a través del trabajo. Si los empleados están convencidos de que el patrón y la compañía tienen un interés sincero en su desarrollo y bienestar personal, ellos irán más allá de las exigencias normales para hacer el trabajo y para hacerlo bien.

Básicamente, entonces, la administración en la iglesia es la mayordomía de los talentos y recursos de las personas confiadas al cuidado de los líderes. Es decir, los administradores cristianos en la iglesia y en otras partes deben esforzarse por aumentar el desempeño de aquellos que Dios ha puesto bajo su liderazgo. Se pueden alcanzar las metas establecidas para el beneficio del grupo mientras se desarrollan los dones y talentos personales de cada individuo.

¿Qué es administración en la iglesia?

Las Escrituras y la administración de la iglesia

Comenta los procesos administrativos ilustrados en la Biblia.

¿Qué dice la Biblia acerca de la administración en la iglesia? ¿Qué ejemplos y directrices proveen las Escrituras para la administración de los recursos de la iglesia?
Es interesante que más de 2,350 versículos en la Biblia tratan de la administración, el dinero, y las posesiones materiales, y más del 40 por ciento de las parábolas de Cristo se relacionan con el dinero. En contraste, sólo 500 versículos en las Escrituras hablan de la fe, y menos que esa cantidad se refieren a la oración. Dios claramente considera que la administración de asuntos de negocios y dinero —y por lo tanto administración de la iglesia— son importantes en las funciones espirituales.

Aunque las Escrituras contienen amplia evidencia para el uso del proceso de administración en los negocios de la iglesia, algunos de los oficiales de la iglesia todavía se rehúsan a usar estas sanas prácticas en sus papeles de liderazgo. Semejante renuencia puede estar basada en lo siguiente:

    •      Falta de conocimiento. Los líderes tal vez no tengan capacitación o experiencia en los métodos de administración. Quizá no saben qué preguntas hacer o dónde buscar ayuda. Aun cuando esta es una situación entendible, puede ser corregida. Los líderes no necesitan tropezar en esta área de ministerio, luchando para manejar las funciones requeridas de administración de una iglesia.

    •      Temor. Es natural temer a lo desconocido y a lo que no es familiar. Aunque la persona a menudo oculta sus incapacidades o deficiencias, los líderes que se dan cuenta y admiten que ellos no tienen que conocer y hacer todo, disfrutan de una maravillosa libertad. Esto les permite delegar autoridad en los obreros, lo que trae resultados positivos a la iglesia u organización. Después de todo, Dios confía a los pastores la responsabilidad de impartir el mensaje de salvación de su Hijo y edificar su reino a través de su iglesia. ¿Acaso no debieran también los pastores confiar en el personal asociado, probado y capacitado y en los miembros de la iglesia para el trabajo de la iglesia?

    •      Debates espirituales. Algunos líderes de la iglesia preguntan si los métodos de administración son espirituales o bíblicos. ¿Son necesarios? Preguntan ellos, ¿Por qué debemos usar la sabiduría y métodos del mundo cuando tenemos la Biblia y el Espíritu Santo?

Es verdad que el proceso probado de administración y prácticas de negocios no sustituyen las cualidades espirituales del liderazgo de la iglesia. Sin embargo, a menudo Dios bendice los principios de administración cuando se usan con un corazón puro y con los motivos correctos. Muchas cosas en la vida no son correctas o equivocadas en sí mismas. La intención del corazón es lo que determina su valor moral.

La iglesia tiene la enorme tarea de llevar las buenas nuevas a través de todo el mundo como un testimonio a todas las naciones. No puede permitirse una deficiente administración de las personas y de otros recursos (1 Corintios 14:33, 40). Toda herramienta moral y ética, método, y tecnología, respaldado con toda habilidad y capacitación disponible, debe usarse para llevar a cabo esta tarea soberana. Los pastores y líderes de la iglesia deben darse cuenta que los buenos principios de administración, cuando se usan apropiadamente en las iglesias, aumentan el ministerio de la iglesia e incrementan la eficacia para suplir las necesidades de las personas. Estos principios de administración pueden ayudar al pastor y a los líderes de la iglesia mientras guían el programa de la iglesia junto con un plan definido para alcanzar las metas y objetivos establecidos.

QUE DICE LA BIBLIA
1TIMOTEO 6:1-5
3      Si alguno enseña otra cosa, y no se amolda a las sanas palabras, las de nuestro Señor Jesucristo, y a la doctrina que es conforme a la piedad,
4      está envanecido, nada entiende, sino que tiene manía por discusiones y contiendas de palabras, de las cuales surgen envidia, riña, difamaciones y malas sospechas,
5      disputas constantes de hombres corruptos, privados de la verdad, que suponen que la piedad es una fuente de ganancia.

DOWNLOAD HERE>>>
http://claudioxplabibliadice.blogspot.com/2015/05/y-le-hablaras-diciendo-asi-dice-yhvh.html

lunes, 18 de mayo de 2015

Y le hablarás diciendo: Así dice YHVH: ¿Has asesinado, y también tomas posesión? Y le hablarás diciendo: Así dice YHVH: En el mismo sitio donde los perros lamieron la sangre de Nabot, los perros también lamerán tu sangre/ Juicio sobre los asesinos y la razón de los poderosos despojadores

Por eso, el que tiene este cargo ha de ser irreprensible debe ser apto para enseñar;no un neófito, no sea que envaneciéndose caiga en la condenación del diablo. 1Timoteo3:2,6


 

 
Tipo de Archivo: PDF | Tamaño: MBytes | Idioma: Spanish | Categoría: Capacitación Ministerial
Información 


La viña de Nabot
   
    Había en tierras de Samaria un hombre llamado Nabot. Tenía una viña junto al palacio de Ajab, rey de Samaria. El rey dijo a Nabot: «Cédeme tu viña para hacer un huerto para legumbres, pues está muy cerca de mi casa. Yo te daré otra viña mejor y si esto no te conviene te daré en dinero su valor». Pero Nabot le respondió: «Guárdeme Dios de cederte la heredad de mi padre». Volvió el rey a su palacio triste y encolerizado por la negativa de Nabot. Se acostó en su lecho y no quiso comer. Jezabel su mujer, vino a él y le dijo: «¿Por qué estás triste y no quieres comer?» El rey contó a su mujer la respuesta de Nabot referente a la compra de la viña. Jezabel le dijo: «Levántate y come. Yo te haré con la villa de Nabot».

    Escribió ella cartas en nombre del rey y sellolas con el sello real y las mandó a los ancianos y magistrados de la ciudad donde vivía Nabot. Las cartas decían: «Promulgad un ayuno y traed a Nabot delante del pueblo y poned ante él a dos malvados que atestigüen contra él, diciendo: "Tú has maldecido a Dios y al rey"; y sacarle luego y apedrearle hasta que muera.

    Las gentes de la ciudad de Nabot, ancianos y magistrados que habitaban en la ciudad, hicieron lo que las cartas mandaban. Trajeron a Nabot ante el pueblo y dos hombres malvados, mintiendo gravemente, acusaron a Nabot delante del pueblo, diciendo: "Nabot ha maldecido a Dios y al rey". Luego le sacaron de la ciudad y a pedradas lo mataron. Cuando el rey Ajab se enteró de la muerte de Nabot, se fue a tomar posesión de la viña de Nabot. La calumnia, el crimen y el robo estaba perpetrado. Entonces, Dios habló al profeta Elías y le dijo: "Vete al encuentro de Ajab, rey de Israel y dile": "Así habla el Señor: ¿No eres tú un asesino y un ladrón? En el lugar mismo donde han lamido los perros la sangre de Nabot lamerán tu propia sangre, los perros comerán a Jezabel cerca del muro de Jezrael".

    El rey de Israel estaba en guerra contra el rey de Siria. En una de las batallas, en que la lucha fue encarnizada, el rey Ajab cayó gravemente herido y murió. Los perros vinieron a lamer su sangre y algunas mujeres se lavaron en ella.
    Los enemigos de Jezabel ordenaron fuera arrojada por la ventana. Se apoderaron de ella y la arrojaron por la ventana. Su sangre salpicó los muros y fue pisoteada. Los perros la comieron. Fueron a enterrarla, pero sólo hallaron de ella el cráneo, los pies y las palmas de las manos.

    Así fueron castigadas por el Señor las calumnias proferidas contra Nabot.

Sugerencias metodológicas:

    Objetivo:
Valorar el octavo mandamiento "No darás falso testimonio ni mentirás"

    Contenido:

    El octavo mandamiento de la Ley de Dios nos manda: "No dirás falso testimonio ni mentirás". Mentir es decir lo contrario de lo que se piensa con intención de engañar a otro es una acción fea. Dios, que es la Suma Verdad, quiere que al hablar digamos la verdad. Vas una tarde a la estación y preguntas a qué hora sale el rápido de la mañana y te contestan que a las ocho, y no es verdad, el tren sale a las nueve. Te han engañado y mentido. Y además te han perjudicado, pues te han hecho madrugar con exceso. Vas al sastre a comprar un traje. Y éste te enseña una tela muy bonita, pero de mala calidad, pero el sastre te engaña, diciendo que es la mejor tela que existe. Te miente y te perjudica. Comete un pecado grave o leve, según el perjuicio que os haga.

    ¿Podemos alguna vez callar la verdad? Debemos callar la verdad cuando lo crearnos conveniente y de una manera justa. Como cuando alguno nos pide prestado y le decimos que no tenemos nada para darle, aunque de veras tengamos.
    Se peca contra el octavo mandamiento cuando atribuimos o decimos defectos y faltas del prójimo que no ha cometido. A esto se le llama calumnia.

    La maledicencia es hablar mal del prójimo injustamente, difundiendo sus defectos y faltas que ha cometido o tiene, privándose de su fama y honor.

    La honra del prójimo es un tesoro que todos debemos respetar, pues es la estima de la propia dignidad. A nadie le agrada que se hable mal de él, ni se le calumnie, ni demuestre sus defectos.
    Actividades:
    1. El profesor lee el texto y comenta el Contenido.
    2. Los chicos contestan por escrito a estas preguntas:
        a) ¿Qué le pidió el rey a Nabot?
        b) ¿Qué hizo Jezabel?
        c) ¿Por qué mataron a Nabot?
        d) ¿Cómo murió Ajab?
        e) ¿Qué pasó al final con Jezabel?
        f) ¿Qué nos enseña esta historia?
    3. Escribir en la pizarra el resumen de las contestaciones a la pregunta f).

    Norma de conducta:

    Dios nos ha dado la lengua para hablar bien de todos y decir la verdad.

La maldad de Acab y Jezabel enfrentada por Elías no se limitaba al culto de Baal, sino que se proyectaba en el despojo de sus súbditos. 

El episodio de la viña de Nabot (1Reyes 21) es representativo de la repetida historia del despojo de las tierras de los campesinos por los gobernantes y grandes propietarios. 

Otros profetas se referirían a estas situaciones: Isaías 5:8; Miqueas 2:2. Elías expresa la sentencia divina contra Jezabel y contra la descendencia de Acab. Derrotado y muerto éste en combate con las tropas del rey de Aram, a pesar de los buenos augurios de los falsos profetas, le sucedió su hijo Ocozías, que anduvo por el camino de su padre y de su madre e hizo pecar a Israel y murió pronto.

Según 2 Reyes 2:1-13 tras la muerte de Ocozías, (852 a. C.) Dios traspasa el oficio de profeta a Eliseo, «un carro de fuego con caballos de fuego apartó a los dos; y Elías subió al cielo en un torbellino.» (2 Reyes 2:11) a la vista de Eliseo. Eliseo toma el manto de Elías y es de este modo reconocido por Yahvé como su profeta.

1 Reyes 21 - El Asesinato De Nabot.

A. Nabot es asesinado por su viñedo.

1. (1-3) Nabot se rehusa a renunciar a su tierra.

Pasadas estas cosas, aconteció que Nabot de Jezreel tenía allí una viña junto al palacio de Acab rey de Samaria. Y Acab habló a Nabot, diciendo: Dame tu viña para un huerto de legumbres, porque está cercana a mi casa, y yo te daré por ella otra viña mejor que esta; o si mejor te pareciere, te pagaré su valor en dinero. Y Nabot respondió a Acab: Guárdeme Jehová de que yo te dé a ti la heredad de mis padres.

a. Dame tu viña: Este hecho comienza con una simple transacción de inmuebles. Acab quería el viñedo cerca de su casa real en Jezreel, para que pudiera tenerla como un huerto de legumbres. Él estaba dispuesto a cambiarla por otra tierra o el pagar por ello.

b. Guárdeme Jehová de que yo te dé a ti la heredad de mis padres: La respuesta de Nabot fue un enfático "no." Su rechazo de la oferta razonable estaba arraigada en la antigua idea Israelita de la tierra. Ellos creían que la tierra era una herencia de Dios, parcelado hacia tribus individuales y familias de acuerdo a Su voluntad. Por lo tanto, la tierra en realidad nunca se vendía, solamente se rentaba - y eso únicamente bajo las circunstancias más difíciles. Las oficinas de los inmuebles en Israel no la pasaban muy bien.

i. "Pues Dios ha, expresamente, y por diversas razones de peso, prohibido la enajenación de las tierras que les fueron asignadas a las tribus y las familias, Levítico 25:15, 25:23, 25:25; Números 36:7; Ezequiel 46:18." (Poole)

2. (4-7) Acab hace pucheros delante de Jezabel.

Y vino Acab a su casa triste y enojado, por la palabra que Nabot de Jezreel le había respondido, diciendo: No te daré la heredad de mis padres. Y se acostó en su cama, y volvió su rostro, y no comió. Vino a él su mujer Jezabel, y le dijo: ¿Por qué está tan decaído tu espíritu, y no comes? Él respondió: Porque hablé con Nabot de Jezreel, y le dije que me diera su viña por dinero, o que si más quería, le daría otra viña por ella; y él respondió: Yo no te daré mi viña. Y su mujer Jezabel le dijo: ¿Eres tú ahora rey sobre Israel? Levántate, y come y alégrate; yo te daré la viña de Nabot de Jezreel.

a. Vino Acab a su casa triste y enojado: Esto parecía característico de Acab. Al parecer él era un hombre sin carácter, que hace pucheros, quien reaccionaba de esta manera cuando se encontraba con cualquier tipo de adversidad.

i. "Así que la escena es una ilustración vivida del malhumorado Acab volteando su rostro a la pared y rehusándose a comer. Él era como un niño enfurruñado, que no se pudo salir con la suya." (Dilday)

ii. "¡Pobre alma! Él era señor sobre diez doceavos de la tierra, y se hizo miserable debido a que no pudo obtener el viñedo del hombre pobre hacia todo lo que poseía!" (Clarke)

b. ¿Eres tú ahora rey sobre Israel? . . . yo te daré la viña de Nabot: La manera de hablar de Jezabel reveló quien en realidad ejercía la autoridad en el palacio de Israel.

3. (8-14) Jezabel trama el asesinato de Nabot.

Entonces ella escribió cartas en nombre de Acab, y las selló con su anillo, y las envió a los ancianos y a los principales que moraban en la ciudad con Nabot. Y las cartas que escribió decían así: Proclamad ayuno, y poned a Nabot delante del pueblo; y poned a dos hombres perversos delante de él, que atestigüen contra él y digan: Tú has blasfemado a Dios y al rey. Y entonces sacadlo, y apedreadlo para que muera. Y los de su ciudad, los ancianos y los principales que moraban en su ciudad, hicieron como Jezabel les mandó, conforme a lo escrito en las cartas que ella les había enviado. Y promulgaron ayuno, y pusieron a Nabot delante del pueblo. Vinieron entonces dos hombres perversos, y se sentaron delante de él; y aquellos hombres perversos atestiguaron contra Nabot delante del pueblo, diciendo: Nabot ha blasfemado a Dios y al rey. Y lo llevaron fuera de la ciudad y lo apedrearon, y murió. Después enviaron a decir a Jezabel: Nabot ha sido apedreado y ha muerto.

a. Ella escribió cartas en nombre de Acab, y las selló con su anillo, y las envió a los ancianos y a los principales: Esto muestra que Acab estaba de acuerdo con lo que Jezabel hacía, y debía saber algo de su complot.

i. "Ella involucró a Acab por medio del uso de su sello en las directivas hacia los magistrados locales. El uso del sello real, o de la dinastía, o de la administración, o incluso personal del rey, para obtener autoridad, requería la confabulación de Acab." (Wiseman)

ii. Alexander Maclaren notó tres tipos de personajes peligrosos en este capítulo: (1) Acab, quien era inicuo y débil. (2) Jezabel, quien era inicua y fuerte. (3) Los Ancianos de Jezreel, quienes eran inicuos y serviles.

b. Proclamad ayuno: La idea era de que un mal o calamidad había llegado sobre Israel, y un chivo expiatorio debía ser hallado por dicho mal. Jezabel tenía la intención de que Nabot fuera revelado como dicho chivo expiatorio.

c. Poned a Nabot delante del pueblo: Este era un plan traicionero - primero, el poner a Nabot delante del pueblo y luego destruirle con mentiras de las bocas de hombres perversos.

d. Nabot ha blasfemado a Dios y al rey: Jesús fue acusado con crímenes similares, acusado de ofender tanto a Dios como a César. Nabot, igual que Jesús, era completamente inocente de tales acusaciones, y fue asesinado sin causa. El apedreamiento de Nabot por un pedazo de tierra para un huerto de vegetales muestra el carácter brutal e inmoral de Jezabel y Acab.

i. 2 Reyes 9:26 indica que el crimen fue aún pero que esto, conectando el asesinato de Nabot con la sangre de sus descendientes. Es muy probable que toda la familia de Nabot fuera asesinada, para que ningún heredero fuera a reclamar su propiedad.

4. (15-16) Acab toma posesión de la tierra de Nabot.

Cuando Jezabel oyó que Nabot había sido apedreado y muerto, dijo a Acab: Levántate y toma la viña de Nabot de Jezreel, que no te la quiso dar por dinero; porque Nabot no vive, sino que ha muerto. Y oyendo Acab que Nabot era muerto, se levantó para descender a la viña de Nabot de Jezreel, para tomar posesión de ella.

a. Se levantó para descender a la viña de Nabot de Jezreel, para tomar posesión de ella: Esto añadió mal sobre mal. Aún cuando Nabot estaba muerto, la tierra no le pertenecía a Acab o a la casa real de Israel. Le pertenecía a los herederos o familia de Nabot. Acab probablemente reclamó la tierra como un derecho real debido a que la corona incautaba la tierra de cualquier criminal ejecutado.

i. Aunque, "algunos dicen que Acab era su pariente próximo, al estar muertos sus hijos; a quienes probablemente juzgaron debido a que su tierra estaba enseguida de la del rey." (Poole) "Así, algunos hacen de Nabot el tío de Acab; pero esto es incierto." (Trapp)

B. Elías confronta a Elijah Acab.

1. (17-24) Dios pronuncia juicio sobre Acab.

Entonces vino palabra de Jehová a Elías tisbita, diciendo: Levántate, desciende a encontrarte con Acab rey de Israel, que está en Samaria; he aquí él está en la viña de Nabot, a la cual ha descendido para tomar posesión de ella. Y le hablarás diciendo: Así ha dicho Jehová: ¿No mataste, y también has despojado? Y volverás a hablarle, diciendo: Así ha dicho Jehová: En el mismo lugar donde lamieron los perros la sangre de Nabot, los perros lamerán también tu sangre, tu misma sangre. Y Acab dijo a Elías: ¿Me has hallado, enemigo mío? Él respondió: Te he encontrado, porque te has vendido a hacer lo malo delante de Jehová. He aquí yo traigo mal sobre ti, y barreré tu posteridad y destruiré hasta el último varón de la casa de Acab, tanto el siervo como el libre en Israel. Y pondré tu casa como la casa de Jeroboam hijo de Nabat, y como la casa de Baasa hijo de Ahías, por la rebelión con que me provocaste a ira, y con que has hecho pecar a Israel. De Jezabel también ha hablado Jehová, diciendo: Los perros comerán a Jezabel en el muro de Jezreel. El que de Acab fuere muerto en la ciudad, los perros lo comerán, y el que fuere muerto en el campo, lo comerán las aves del cielo.

a. Levántate, desciende a encontrarte con Acab: Acab se levantó para tomar su nuevo juguete - la tierra obtenida por traición, mentiras y asesinato - y en lugar se encontró con el profeta de Dios

b. ¿No mataste, y también has despojado? Elías hizo lo que pocos hombres tuvieron la valentía de hacer - el confrontar a este rey y reina malvada, brutal, y amoral de Israel. Él, señalándoles, les acusó con dos crímenes, tanto de asesinato y hurto de la tierra de Nabot.

i. Notamos que Elías confrontó a Acab (mataste) sobre el pecado de Jezabel y sus malvados asociados. Dios claramente tuvo a Acab como responsable de este pecado al ser el marido, el rey, y el beneficiario de este crimen.

ii. "Esto es añadido para mostrar que las tentaciones al pecado no son excusas para el pecador." (Poole)

c. En el mismo lugar donde lamieron los perros la sangre de Nabot, los perros lamerán también tu sangre, tu misma sangre: Esta era una profecía fuerte y alarmante. No fue cumplida debido a que Acab murió en Samaria y los perros lamieron su sangre allí (1 Reyes 22:38), en lugar de Jezreel, donde Nabot fue asesinado.

i. Esta profecía sin cumplir ha preocupado innecesariamente a algunos. Varias explicaciones han sido hechas, incluyendo las ideas que Elías quiso decir un área en general, y no un lugar en específico, o que hubieron corrientes que llevaron la sangre que estaba en el carro de Acab hacia las aguas de Jezreel, o que esto se cumplió en la sangre que corrió en las venas del hijo de Acab, Joram (2 Reyes 9:25). Una mejor explicación se encuentra en el hecho que debido a la tristeza y arrepentimiento de Acab al final del capítulo, Dios se ablandó de su juicio y en lugar lo pasó al hijo de Acab (en 2 Reyes 9:24-26) como Jehová dijo que lo haría en 1 Reyes 21:29.

ii. "Y vea que literal la predicción sobre su hijo fue cumplida, vea 2 Reyes 9:25, donde podemos leer que el cuerpo de su hijo Joram, justamente asesinado por una flecha que traspasó su corazón, fue arrojado a un extremo de la heredad de Nabot de Jezreel; y allí, sin duda, los perros lamieron su sangre, si no es que aún devoraron su carne." (Clarke)

d. ¿Me has hallado, enemigo mío? "Aunque el rey no o supiera, Elías era su mejor amigo; el peor enemigo de Jezabel." (Meyer)

i. "Para la viuda de Sarepta Elías era un ángel de luz; mientras que para Acab él era un enemigo . . . Lo que eres determina que Elías sea tu amigo o tu enemigo." (Meyer)

e. Te has vendido a hacer lo malo delante de Jehová: "Vea una forma de plática similar Romanos 7:14. Te has dado a ti mismo al servicio del pecado. Satanás se ha convertido en su amo absoluto, y tú su esclavo incondicional." (Clarke)

f. Barreré tu posteridad y destruiré hasta el último varón de la casa de Acab: Este era un juicio severo en contra de cualquiera, en particular en contra de un rey. El legado de un rey estaba en su posteridad que le sucedía en el trono, y aquí Dios anunció el fin da la dinastía de Omri (el padre de Acab). Su dinastía moriría de la misma manera que las dinastías de Jeroboam y Baasa.

i. Acab nunca poseyó el viñedo de Nabot. Él la sostuvo, pero ese mismo hecho se convirtió para él un tormento. Sin importar lo bueno de la vendimia, para él las uvas estaban ácidas, venenosas . . . Aquello que se gana por fraude nunca es poseído." (Morgan)

g. Los perros comerán a Jezabel en el muro de Jezreel: Aunque la profecía de juicio estaba enfocada en contra de Acab, no se olvidó de Jezabel. Sus finales serían terribles y deshonrosos.

2. (25-26) La gran maldad de Acab.

(A la verdad ninguno fue como Acab, que se vendió para hacer lo malo ante los ojos de Jehová; porque Jezabel su mujer lo incitaba. Él fue en gran manera abominable, caminando en pos de los ídolos, conforme a todo lo que hicieron los amorreos, a los cuales lanzó Jehová de delante de los hijos de Israel.)

a. Ninguno fue como Acab, que se vendió para hacer lo malo ante los ojos de Jehová; porque Jezabel su mujer lo incitaba: El pecado de Acab fue multiplicado, no solamente por el pecado en si, sino debido a su permiso, su mujer lo incitaba a hacerlo.

i. Esto nos recuerda lo que Dios le dijo a Adam al pronunciar la maldición después del pecado del Jardín del Edén: Por cuanto obedeciste a la voz de tu mujer, (Génesis 3:17). Aparentemente Dios le da una responsabilidad especial al marido que sigue a su esposa a pecar.

b. Conforme a todo lo que hicieron los amorreos, a los cuales lanzó Jehová: Comparando el pecado de Acab al pecado de los amorreos, Dios preparó el terreno para la convicción futura de Israel de la Tierra Prometida. Como los amorreos fueron echados de Canaán por su idolatría continua y rechazo de Dios, así haría el reino norte de Israel.

3. (27-29) Acab se humilla a si mismo y Dios se apiada del juicio en su vida.

Y sucedió que cuando Acab oyó estas palabras, rasgó sus vestidos y puso cilicio sobre su carne, ayunó, y durmió en cilicio, y anduvo humillado. Entonces vino palabra de Jehová a Elías tisbita, diciendo: ¿No has visto cómo Acab se ha humillado delante de mí? Pues por cuanto se ha humillado delante de mí, no traeré el mal en sus días; en los días de su hijo traeré el mal sobre su casa.

a. Cuando Acab oyó estas palabras, rasgó sus vestidos y puso cilicio sobre su carne: Por toda su maldad Acab recibió esta profecía de juicio exactamente como él debiera tenerla. Él entendió que la profecía de juicio era de hecho una invitación para el arrepentimiento, el humillarse a si mismo, y buscar la misericordia de Dios.

i. "Pero esta humillación o arrepentimiento de Acab era únicamente externa y superficial, la cual se levantó por el terror de los juicios de Dios; y no fue sincera ni seria, precediendo del amor de Dios, o de un verdadero sentido de su pecado, o de un propósito solemne de enmiendas de su vida, como aparenta, debido a todos los detalles aquí dados de su arrepentimiento, son solamente externas y partes de rito; no hay el menor indicio de algún fruto o señal de su verdadero arrepentimiento, como que hubiera restaurada la tierra de Nabot, o reprobara a su infame mujer; pero en el siguiente capítulo, hallarás que regresa a su anterior vómito." (Poole)

ii. Tres años después, Acab estaba muerto bajo el juicio de Dios. "Recompensaré su arrepentimiento temporal con una liberación temporal." (Trapp)

b. Por cuanto se ha humillado delante de mí, no traeré el mal en sus días: Dios honró la iniciativa de Acab. Esto muestra el poder tanto de la oración como del humilde arrepentimiento. Si Acab no se hubiera humillado a si mismo de esta manera, entonces el juicio hubiera llegado en su propio día. Esto muestra que Dios dio la profecía de juicio como una invitación al arrepentimiento, y Dios abrió la puerta de misericordia cuando Acab apropiadamente respondió a esa invitación.

i. No hay registro de la humillación o arrepentimiento de Jezabel. Por lo tanto, podemos esperar que el juicio de Dios llegaría sobre ella exactamente como Él la pronunció.

ii. "El corazón arrepentido siempre se encuentra con el ojo misericordioso de Dios; el arrepentimiento es tenido en gran estima por el Padre de la compasión, aún cuando sea comparativamente hueva y vivida por corto tiempo." (Clarke)

iii. Esto nos muestra el carácter de la misericordia de Dios: es dada a los que no la merecen. Por naturaleza, el inocente no necesita misericordia. Acab era un gran pecador, pero él obtuvo gran misericordia (en esta vida) a través de un humilde arrepentimiento. El peor pecador no se debe descalificar a si mismo de recibir la misericordia de Dios, si ese pecador solamente se acercara a Dios en un humilde arrepentimiento.

DOWNLOAD HERE>>>
http://claudioxplabibliadice.blogspot.com/2015/05/y-no-temais-los-que-matan-el-cuerpo-mas.html