jueves, 2 de julio de 2015

Tu biblioteca como expositor bíblico: 17 Pero el Señor me asistió y me fortaleció, para que por medio de mí se predicara cumplidamente el mensaje y lo oyeran todos los gentiles

Por eso, el que tiene este cargo ha de ser irreprensible debe ser apto para enseñar;no un neófito, no sea que envaneciéndose caiga en la condenación del diablo. 1Timoteo3:2,6


 
 
Tipo de Archivo: PDF | Tamaño: MBytes | Idioma: Spanish | Categoría: Capacitación Ministerial
Información 

 
LOS ELEMENTOS ESENCIALES DE LA BIBLIOTECA DE UN EXPOSITOR

Una sólida biblioteca de estudio tiene cinco elementos esenciales. Cada uno requiere meditación en cuanto a los materiales a incluirse, la prioridad respecto a cuáles deben ser adquiridos y la manera en que deben ser organizados. Mucho antes de que el estudiante de la Escritura comience a comprar materiales, debe desarrollar objetivos y prioridades en cuanto a cada una de las categorías subsiguientes.

Una colección de libros

Un libro es un registro escrito de las labores, puntos de vista o posiciones de un autor en particular o de varios. Los libros tienen múltiples formas y sirven para muchas cosas. Un libro de calidad puede ayudar mucho en el estudio de las Escrituras al concentrar su enfoque en un tema singular. Puede ahorrar valioso tiempo de estudio al proveer material de trasfondo histórico, gramatical y teológico. Un libro bueno le hará saber al lector temas relevantes, posiciones y las últimas investigaciones. También retarán espiritualmente a los lectores.
El expositor debe aprender cómo crear una biblioteca de esos libros. He aquí algunas sugerencias para hacerlo:
  1. Practique «el cortejo antes del matrimonio». Los libros deben comprarse luego de haber sido utilizados y que se haya determinado que llenan una necesidad. De ser posible, debe utilizarse uno, en una biblioteca, antes de determinar su valor para el expositor. En pocas ocasiones, un libro nuevo puede comprarse basado en la reputación del autor, el significado de su tema, o la relación del libro con otras obras.
  2. Evalúe los autores y los publicadores. Antes de comprar un libro en particular, es importante determinar algo en cuanto al punto de vista básico del autor. Además de una recomendación directa o una reseña, se puede aprender mucho acerca de la naturaleza de un libro en base a su introducción, las notas al calce, la bibliografía, la conclusión, el publicador, la portada y la información acerca del autor. 
  3. Compre los libros de acuerdo a su importancia. Los libros deben comprarse en base a una lista preparada cuidadosamente. Esta clase de compra resultará en una biblioteca de calidad y reducirá las compras compulsivas.
  4. Compre y consulte primero el «mejor» libro o libros sobre un tema. Recuerde, en los estudios teológicos el mejor no siempre es el más reciente ni el más caro.
  5. Organice los libros por tema o utilice un sistema de clasificación bibliotecario como el sistema decimal Dewey. Si los libros se clasifican, el sistema debe mantenerse sencillo para evitar un proyecto continuo demasiado complicado como para que dure mucho tiempo.
Una colección de publicaciones periódicas

Las publicaciones periódicas salen en partes sucesivas, casi siempre en intervalos regulares, y como regla, se supone que continúen indefinidamente. Varias formas de literatura en serie incluyen periódicos, boletines, revistas, anuarios, actas y otras. En la cadena bibliográfica, por lo general, las publicaciones van cinco o diez años delante de los libros, proveyendo así al lector con el pensar más reciente acerca de un tema. Esta información «fresca» a menudo no está disponible en otras clases de fuentes. A menos que el expositor tenga acceso a una biblioteca teológica, debe atenerse a una colección básica de publicaciones que le mantengan informado acerca de temas bíblicos y teológicos, así como estimular su pensamiento. Las siguientes sugerencias son adecuadas en cuanto a publicaciones periódicas:

  1.      Identifique y suscríbase a una colección básica de publicaciones. La ley de Bradford asevera que en cualquier área temática, un gran número de artículos aparecerán en un reducido número de publicaciones, mientras que el resto de los artículos acerca del tema se encontrarán en una extensa cantidad de publicaciones. Las suscripciones a esta pequeña cantidad de publicaciones producirá el nivel más alto de ganancia.
  2.      Confeccione un índice sencillo de los artículos cubiertos en estas publicaciones ya sea mediante un sistema de tarjetas o en una computadora. Estas pueden clasificarse mediante tema o versículo de la Escritura.
  3.      Lea las publicaciones de manera selectiva para evitar perder el tiempo. La elección de materiales de lectura debe balancearse entre acontecimientos actuales y estudios exegéticos.
  4.      Pida muestras antes de suscribirse. Además, varias publicaciones son gratis si se piden.
  5.      Utilice los índices disponibles de parte de los publicadores así como los índices generales de religión. Los dos más útiles son Christian Periodical Index y Religion Index One: Periodicals. Ambos están disponibles en cualquier biblioteca teológica. Religion Index One está disponible en formato de CD-ROM que en unos años estará al alcance de los estudiantes serios.


Una colección de videos
En los últimos años, los videos han llegado a ser formatos distintivos de publicación. Una cantidad significativa de material valioso está disponible sólo en esta clase de medio. Por ejemplo, hay mucho material expositivo en video. Los videos de otros expositores pueden ser estimulantes y animadores. Otras clases de información electrónica son útiles para documentar hechos y posiciones teológicas. Las siguientes recomendaciones son útiles en el proceso de formar una colección de cintas:

  1.      Coleccione una cantidad limitada de buenos videos de varias fuentes: Para formar esta colección debe seguirse un plan maestro que sea mucha ayuda para el expositor. Incluya videos en las siguientes categorías:
    a.      Estudios y cursos exegéticos individuales
    b.      Predicadores expositivos competentes
    c.      Reuniones y acontecimientos importantes
    d.      Un área de interés especial para el expositor

  2.      Organice este material por tema y autor. También es muy útil organizar el material por  archivos en computadora, porque los videos a menudo se pasan por alto como una posible fuente de información.

  3.      Cree una biblioteca de obras intercambiable para compartir con oyentes interesados como apoyo y expansión del ministerio del expositor.

  4.      El expositor debe crear una biblioteca de sus exposiciones para referencia propia y para el uso de otros.

Una colección de programas de computación
La computadora es una herramienta significativa en el mundo de hoy y un recurso en las manos del expositor bíblico. Cada vez más estudiantes de la Escritura la encuentran indispensable en su obra. Las computadoras a menudo se compran para un propósito particular o para realizar mejor una tarea, pero el usuario por lo general avanza a un nivel mayor de eficiencia mediante el cual puede realizar proyectos con la computadora que jamás había imaginado posibles. El expositor debe considerar adquirir varios programas de computadoras para ayudarlo en su labor. Aquí hay algunas sugerencias sobre categorías de programas para ayudar al expositor:
  1. Programas para procesadores de palabras. Esta clase de programa puede ser de gran beneficio al crear y editar documentos. Las funciones de bosquejo, notas al calce, tipos de letra, diccionario, sinónimos y antónimos son particularmente útiles en un programa de procesamiento de palabras. Estos programas son esenciales al guardar el fruto de la investigación para diferentes usos futuros. Los programas adicionales capacitan al procesador de palabras para incorporar palabras hebreas y griegas junto con el texto castellano. 
  2. Programas gráficos. Estos programas son útiles en varias maneras, pero quizás lo son más para el estudiante de la Escritura al publicar material. Este programa capacita al expositor para preparar su obra para publicación en un formato de calidad profesional con poco gasto.
  3. Programas de información. Aunque estos programas son más complejos, pueden utilizarse para guardar grandes cantidades de información que puede obtenerse por versículo o tópico. El expositor puede usar ese programa para sacar trabajo hecho acerca de un versículo/tema e ilustraciones o materiales bibliográficos disponibles acerca del mismo.
  4. Programas de investigación bíblica. Existen excelentes programas que capacitan al estudiante en buscar el texto de la Escritura para una palabra o variantes de una palabra, frase o versículo. Uno de ellos es la serie BECA de Grupo Nelson, que permite buscar por palabra, encontrar versículos y armar estudios fácilmente. Libros electrónicos de referencia como la Nueva Concordancia Strong Exhaustiva de la Biblia también le permiten al usuario identificar una palabra griega o hebrea. Este libro de concordancia gramatical para el texto hebreo del Antiguo Testamento y el griego del Nuevo Testamento permite buscar la palabra en el texto, las inflexiones de la palabra, fraseología y construcción gramatical.
  5. Tecnología en CD-ROM. Esta es un tecnología en desarrollo que le permite a los estudiantes de la Escritura utilizar instantáneamente varias traducciones y tezxtos bíblicos relacionados, asía como bibliotecas de libros computarizados. Varios índices de publicaciones y libros también están disponibles en este formato. En el futuro, los expositores podrán, mediante catálogos publicados en CD-ROM, utilizar las bibliotecas de varias instituciones y pedir los materiales necesarios desde lugares lejanos sin dejar sus estudios. Este acceso ya está disponible mediante catálogos on-line.
Un archivo temático

El expositor necesita un sistema de archivo que le permita organizar y sacar mucha información que no se encuentre en los libros. Ese sistema debe ser personal y sencillo para que se puedan localizar fácilmente los materiales. También debe ser flexible de manera que pueda expandirse en cualquier área. El sistema debe incluir archivos para materiales producidos por otros, así como materiales producidos por el expositor mismo. Algunas sugerencias en cuanto a un sistema de archivo son:
  1. El sistema de archivo debe organizarse según los temas clasificados numéricamente y no en orden alfabético. Si se asigna un número de clasificación para cada tema, sólo será necesario un punto de entrada para cada asunto. Este sistema permite que temas relacionados se archiven juntos y provee espacio para expandir o subdividir cualquier materia. 
  2. Los títulos y la estructura deben seguir la lógica del individuo que usa el sistema. Estos títulos deben ser los mismos que otros utilizados para temas de archivos de publicaciones.
  3. Crear un índice alfabético para el archivo ya sea en tarjetas o en una computadora. Esto facilita la rápida localización de toda la información acerca de un tema.
  4. Saque periódicamente del archivo temas y materiales innecesarios para que se mantenga útil y fácil de usar.
DOWNLOAD HERE>>>
http://claudioxplabibliadice.blogspot.com/p/hermeneutica.html

Predica la Palabra, insiste a tiempo y fuera de tiempo, redarguye, exhorta y reprende con toda paciencia y doctrina.

Por eso, el que tiene este cargo ha de ser irreprensible debe ser apto para enseñar;no un neófito, no sea que envaneciéndose caiga en la condenación del diablo. 1Timoteo3:2,6


 

 
Tipo de Archivo: PDF | Tamaño: MBytes | Idioma: Spanish | Categoría: Capacitación Ministerial
Información 

 
Predicar es anunciar La Palabra de Dios
  • ¿Por qué debemos predicar el evangelio? 
  • ¿Qué ocurre cuando una persona predica el mensaje cristiano? 
  • ¿Acaso la presencia de Jesucristo se manifiesta cuando una persona predica en el contexto de un servicio de adoración? 
  • ¿Cómo? 
Preguntas como éstas, y otras más, nos obligan a pensar teológicamente sobre el arte de la predicación cristiana.
 
  1. Estudiaremos algunos de los aspectos teológicos relacionados con la predicación cristiana. 
  2. Definiremos conceptos básicos relacionados al arte de la proclamación del evangelio. 
  3. Bosquejaremos los aspectos básicos que toca la teología de la predicación.
  4. Exploraremos el importante papel que juega el Espíritu Santo en la predicación cristiana.

I. Definiciones
Podemos definir la predicación del evangelio como la interpretación teológica de la vida. 
La predicación, entonces, es una tarea interdisciplinaria donde el estudio y la interpretación de la Biblia se encuentran con: 
  • la teología sistemática, 
  • la historia de la iglesia, 
  • la educación cristiana, 
  • el consejo pastoral y 
  • la oratoria. 
Así pues, la predicación es un ejercicio de integración teológica y pastoral.

La homilética es el estudio académico de los diversos aspectos del arte de la predicación. 
  1. En primer lugar, se ocupa del problema hermenéutico, estudiando los principios que se emplean para comentar la Biblia e interpretar su mensaje. 
  2. Segundo, estudia el proceso de la preparación del sermón. 
  3. Tercero, analiza la relación que se da entre el sermón y la adoración cristiana. 
  4. Cuarto, estudia el impacto de la predicación en la congregación.
El Nuevo Testamento emplea diversos términos para referirse a la predicación del evangelio. Uno de esos términos es el verbo griego kerysso, que significa «proclamar» o «anunciar». 

Este verbo describe la acción de un mensajero o heraldo que es enviado a propagar una noticia o un mensaje. Por lo regular, la palabra kerysso se traduce al español como proclamación.

La proclamación describe la acción de comunicar el evangelio de Jesucristo
La proclamación puede ser tanto verbal como no-verbal. Por ejemplo, la predicación es una forma de comunicar el evangelio por medio de palabras. Sin embargo, el acto del bautismo también es una forma de comunicar el evangelio, pero por medio de un acto simbólico.
 
Otro término importante, que también está relacionado a la proclamación, es la palabra kerygma. Muchos manuales de interpretación bíblica emplean esta palabra como un término técnico que se refiere al mensaje central de la fe cristiana. 

Por ejemplo, algunos eruditos han estudiado los discursos y sermones que aparecen en los Hechos de los Apóstoles, buscando el mensaje central, o kerygma, que proclamaba la iglesia primitiva. Sin embargo, debemos reconocer que esta palabra también se emplea en otras ocasiones como un sinónimo de términos como proclamación y evangelio.

Otro término técnico que aparece una y otra vez en los manuales de predicación es exégesis. La exégesis es el proceso por medio del cual una persona estudia, explica o interpreta un documento. 

Aunque la exégesis también se usa en otras disciplinas académicas, como en el estudio de las leyes, se aplica de manera particular al estudio de la Biblia. 

La palabra exégesis proviene de dos palabras griegas que, combinadas, quieren decir «sacar de». En este sentido, podemos decir que la exégesis es el proceso mediante el cual una persona extrae el mensaje que contiene un determinado pasaje bíblico.

La palabra hermenéutica es otro término técnico relacionado con el concepto exégesis. 
La hermenéutica es la teoría de la interpretación de textos, documentos e incluso de símbolos. Muchas disciplinas académicas, entre ellas la filosofía, usan principios hermenéuticos. Por esta razón, los libros de predicación prefieren usar la frase hermenéutica bíblica para dejar claro que se refieren al estudio de las teorías sobre la interpretación de las Sagradas Escrituras. 

La hermenéutica estudia todo el proceso interpretativo, desde la determinación del sentido original del texto (exégesis) hasta la exposición de su mensaje por medio de la enseñanza o la predicación. De este modo, podemos afirmar que la exégesis es un paso o una etapa dentro del proceso hermenéutico.

Aquí queremos ofrecer una breve definición del concepto sermón. Un sermón, entonces, es un discurso que expone o proclama el mensaje del evangelio de Jesucristo. El sermón es un «evento» que ocurre cuando alguien proclama el mensaje cristiano ante una audiencia en el contexto de la adoración cristiana. A veces, las personas que predicamos llamamos sermón al bosquejo o al manuscrito que usamos para predicar ante la congregación. Sin embargo, esto es un error, porque un sermón es mucho más que meras palabras escritas en un papel. 

El sermón es una exposición del evangelio de Cristo Jesús ante un grupo de personas que adoran a Dios y que desean crecer espiritualmente.

Existen diferentes tipos de sermones, ya que se clasifican de acuerdo a su propósito o a su forma. La homilía es quizás la forma sermonaria más conocida de todas. 

Una homilía es un sermón corto —de cinco a diez minutos de duración— que explica o comenta una porción bíblica versículo por versículo. Sin embargo, debemos reconocer que algunos libros de predicación usan la palabra homilía como sinónimo de sermón.

II. Hacia una teología de la predicación

En esta sección, queremos presentar algunos de los puntos básicos que debemos tener en cuenta a la hora de pensar en la teología de la predicación. 
  1. Comenzaremos con la revelación divina, 
  2. pasaremos al concepto de evangelio, 
  3. describiremos la condición humana y 
  4. resaltaremos la importancia de la santificación para la vida del creyente. 
  5. Terminaremos esta sección indicando algunos de los énfasis teológicos que caracterizan a la predicación en diferentes tradiciones cristianas.
La fe cristiana afirma que Dios se ha revelado a la humanidad de varias maneras diferentes
  1. En primer lugar, Dios se ha revelado en la historia humana por medio de la creación, de la elección del pueblo de Israel y de su constante actividad en el mundo. 
  2. Segundo, Dios se ha revelado en la persona histórica de Jesús de Nazaret, a quien la comunidad cristiana confiesa como Señor y Salvador del mundo. La historia de Israel se empalma con la historia de la iglesia por medio de Jesús, a quien los cristianos confesamos como el Mesías que fue prometido en el Antiguo Testamento para la salvación de toda la humanidad. 
  3. En tercer lugar, Dios se revela a través de la Biblia, que nos explica la manera en que Dios se ha revelado al mundo y que abarca tanto la historia de Israel como el testimonio de la iglesia primitiva sobre Jesucristo.  
En este sentido, podemos afirmar que la Biblia es «revelación divina», ya que por su medio conocemos los portentosos actos que Dios ha hecho en beneficio de la humanidad.

Otra forma de comprender la revelación divina es por medio del concepto «palabra de Dios». 

  • El Antiguo Testamento afirma que Dios usó la palabra para crear el mundo; también afirma que Dios reveló su palabra a la humanidad por medio de la ley de Moisés y del ministerio de los profetas. 
  • El Nuevo Testamento, particularmente el Evangelio de Juan, presenta a Jesucristo como la palabra de Dios hecha carne. 
De acuerdo con esto, entonces podemos decir que la Biblia es «palabra de Dios» porque da fe y testimonio de la palabra divina revelada a Israel y encarnada en la persona de Jesucristo.

De la misma manera podemos decir que la predicación cristiana es «palabra de Dios» porque expone el mensaje del evangelio revelado por medio de las Sagradas Escrituras. 

En este sentido, la relación entre la predicación y la Biblia es similar a la relación entre Jesucristo y la Biblia. Las Sagradas Escrituras son «palabra de Dios» porque dan testimonio de Jesucristo, quien es la palabra definitiva de Dios para la humanidad. 

De la misma forma, entonces, la predicación cristiana también es «palabra de Dios» pero siempre y cuando dé testimonio de Jesucristo según ha sido registrado por el documento bíblico.

El Nuevo Testamento llama al mensaje cristiano evangelio. Esta palabra proviene de un vocablo griego que quiere decir «buena noticia». En su origen, el verbo griego que traducimos por la palabra evangelizar se usaba para anunciar la visita del rey a alguna parte de su reino. 

Así que, desde el punto de vista cristiano, evangelizar es anunciar que Dios ha «visitado» a la humanidad en la persona de Jesucristo. Entonces, evangelizar es anunciar la llegada del reino de Dios; es anunciar que Dios desea relacionarse con la humanidad, salvándola y liberándola de la esclavitud del pecado y de la muerte. El evangelio es el anuncio de la buena noticia de que el Dios de la vida desea que la humanidad «no se pierda, sino que tenga vida eterna» (Jn. 3:16).

La humanidad necesita escuchar y aceptar el mensaje del evangelio porque vive en una condición pecaminosa. Los seres humanos, a pesar de haber sido creados para vivir en comunión con Dios, hemos caído en una triste condición de pecado. 

Más que hechos aislados, el pecado es una fuerza espiritual que lleva al ser humano a alejarse de Dios. El pecado nos coloca bajo el poder destructivo de las fuerzas de la maldad y de la muerte. Por eso, la persona que vive lejos de Dios tiende a destruirse a sí misma, tiende a hacerle daño al resto de la humanidad, tiende a dañar a la creación y hasta puede llegar a hacerles daño a las personas que más ama.

La predicación del evangelio anuncia que, por medio de la obra salvífica de Jesucristo, los seres humanos hemos sido liberados del poder destructor de las fuerzas del mal, del pecado y de la muerte. Por lo tanto, podemos afirmar que el anuncio de la gracia de Dios debe ser precedido por una clara explicación de la condición humana. Se hace necesario denunciar el pecado para así exponer la gracia de Dios plenamente. La denuncia y la condena del pecado es el paso preliminar en el camino que nos llevará a disfrutar de la gracia de Dios.

Ahora bien, la tarea del predicador o de la predicadora no termina cuando una persona renuncia a la vida de pecado y acepta la gracia de Dios. Después de aceptar el mensaje del evangelio, cada creyente debe entrar en un proceso de crecimiento en la fe. Esto quiere decir que, en unión a su carácter evangelizador, la predicación cristiana tiene una tarea educativa que cumplir. 

La predicación es una de las herramientas que la iglesia cristiana usa para: 
  • Educar teológicamente a las personas que han creído en Jesucristo. 
  • La predicación nos ayuda a conocer a Dios, a conocer los atributos de Dios, a comprender cómo se relaciona Dios con la humanidad, a evitar las cosas que son desagradables a Dios y a actuar como creyentes responsables en el mundo. 
  • En términos teológicos, podemos decir que el crecimiento en la fe nos lleva a entrar en un proceso de santificación y consagración a Dios.
Del mismo modo, la iglesia cristiana usa lá predicación como una herramienta para ofrecer cuidado y apoyo a las personas que pasan por momentos de crisis. La predicación tiene, pues, un carácter pastoral. Los pastores y las pastoras, entonces, predican sermones en momentos claves de la vida de sus feligreses, ya sea en la alegría de una boda o en el dolor de un funeral.

Sin importar cuál sea el carácter del sermón —evangelístico, profético, educativo o pastoral— la iglesia afirma que la presencia de Dios se manifiesta por medio de la predicación. Todo comienza cuando Dios llama a una persona madura en la fe a proclamar el mensaje cristiano; y es esencial que el predicador y la predicadora se sientan llamados por Dios al ministerio de la predicación. De la misma forma, la presencia de Dios se manifiesta durante el proceso de la preparación del sermón: Se manifiesta tanto durante el tiempo que se dedica a la preparación espiritual por medio de la oración y la meditación como durante el tiempo que se dedica a la preparación académica, estudiando el tema e interpretando la Biblia. 

La presencia de Dios también se manifiesta durante el momento cuando se expone el sermón ante la congregación y cuando alguna persona comprende que Dios le está hablando por medio del sermón. Finalmente, la presencia de Dios se manifiesta incluso después del servicio de adoración, cuando una nueva situación o experiencia puede llevarnos a recordar y a comprender el mensaje de un sermón que escuchamos tiempo atrás.

Las diferentes tradiciones cristianas combinan estos principios teológicos básicos de diversas maneras, desarrollando así diversas «teologías de la predicación». 

Por ejemplo:
  • La teología luterana dice que todo sermón debe primero explicar la condición pecaminosa del ser humano (es decir, exponer la «ley» de Dios) y luego presentar la gracia liberadora del evangelio de Jesucristo como la solución al dilema humano. En esta tradición, la predicación es la exposición de la ley, ya que ésta quebranta la conciencia, y la proclamación del evangelio que salva al ser humano.

  • Las iglesias de tradición reformada y presbiteriana recalcan el carácter educativo de la ley de Dios y, por lo tanto, del sermón cristiano. Karl Barth, uno de los teólogos reformados más importantes en la historia de la iglesia contemporánea, afirmaba que la predicación es al mismo tiempo «palabra de Dios» y «palabra humana», una paradoja que produce una tensión constante e ineludible. (Como ya lo habrá percibido por los títulos de los dos primeros capítulos de este libro, la teología de Barth ha influido en nuestra manera de entender la predicación.)
  • Las teologías metodistas, nazarenas y pentecostales recalcan que la predicación debe conducir al creyente hacia la santificación y la consagración.
  • La teología evangélica ve la predicación como la exposición de las Escrituras con el propósito de llevar a cada persona a tener un encuentro personal con Cristo.
  • Otras teologías contemporáneas entienden la predicación como el anuncio de la salvación integral que ofrece el evangelio. El adjetivo integral implica que la salvación se extiende a todas las áreas de la vida, incluyendo la política, la economía, el orden social, la opresión a los grupos minoritarios y la discriminación contra la mujer.

Todos estos acercamientos teológicos al arte de la predicación cristiana recalcan algún aspecto importante para la iglesia cristiana. Por esta razón, el estudio de las diversas teologías de la predicación enriquecerá al creyente que desea proclamar el evangelio de Jesucristo.

III. El rol del Espíritu Santo

Es imposible estudiar la teología de la predicación sin considerar el importante papel que juega el Espíritu Santo de Dios en el proceso homilético. Aunque algunas tradiciones cristianas recalcan la presencia del Espíritu de Dios más que otras, todas afirman que la predicación emana del Espíritu Santo. Veamos, pues, algunos de estos puntos en común.

En primer lugar, el Nuevo Testamento afirma el carácter carismático de la predicación. En griego, la palabra carisma quiere decir «don» o «regalo». El apóstol Pablo afirma en tres de sus cartas que el Espíritu Santo da carismas, o dones, a los creyentes (Ro. 12:3-8, 1 Co. 12, 14 y Ef. 4:11-16), particularmente a quienes alcanzan madurez en la fe. Los expertos piensan que ciertos dones enumerados en estas listas —como la sabiduría, la profecía y la evangelización— están ligados al ministerio de la predicación cristiana. De cualquier manera, queda claro que los dones espirituales capacitan a la persona cristiana para ocupar posiciones de liderazgo en la iglesia.

En segundo lugar, parte integral del ministerio del Espíritu Santo es capacitar al creyente para discernir la verdad. Éste es uno de los puntos principales de la doctrina sobre el Espíritu Santo en el Evangelio según San Juan. Juan llama al Espíritu Santo «Espíritu de verdad» en dos ocasiones (Jn. 14:17 y 16:13). En este último pasaje, se afirma que parte del ministerio del Espíritu es guiar al creyente a «toda la verdad».

Tercero, la Biblia afirma que el Espíritu Santo actúa en la persona que escucha el mensaje cristiano. Es la acción del Espíritu lo que permite a dicha persona comprender que vive en una condición de pecado y que solamente la gracia de Dios puede ayudarle a escapar de la esfera de poder de las fuerzas del mal, del pecado y de la muerte. Esta idea se encuentra en Jn. 16:8-11, que presenta al Espíritu Santo como el encargado de convencer a los seres humanos de su propio pecado, de la justicia divina y de la realidad del juicio divino que algún día todos tendremos que enfrentar.

En cuarto lugar, otro aspecto del ministerio del Espíritu Santo es la santificación. Como se indica en el capítulo 8 de la Epístola a los Romanos, Dios capacita al creyente para vivir en el poder del Espíritu. Quien vive en el Espíritu logra resistir los ataques de las fuerzas del mal, del pecado y de la muerte. También puede combatir los malos deseos que lo llevan a vivir «conforme a la carne», esto es, a vivir de acuerdo con los propios criterios sin tomar en cuenta a Dios. El Espíritu Santo, pues, nos capacita para vivir en santidad.

En resumen, como escribiera el apóstol Pablo: «Nadie puede exclamar: ‘¡Jesús es el Señor!’, sino por el Espíritu Santo» (1 Cor. 12:3). Por lo tanto, el Espíritu de Dios juega un papel crucial en la predicación cristiana dado que su ministerio es revelar la continua presencia de Cristo a la humanidad perdida.

IV. Conclusión

El propósito principal de la predicación cristiana es ofrecer una interpretación teológica de la vida. La predicación invita a la humanidad a vivir en comunión con Dios, con los demás y con el resto de la creación.

Dicho lo anterior, podemos afirmar que el propósito principal de la predicación en las comunidades hispanas en los Estados Unidos es proveer una interpretación teológica de la experiencia del pueblo latino que vive en este país. La predicación hispana no se limita a explicar los rudimentos de la fe cristiana, sino que explora temas que son pertinentes para nuestro pueblo, como la identidad cultural de la comunidad latina; los problemas sociales que afectan a nuestro pueblo, como la inmigración, la pobreza, la criminalidad y la violencia doméstica; las manifestaciones sociales del mal, como el racismo, el sexismo, y la explotación económica; y, finalmente, las herramientas espirituales y humanas que puede usar la comunidad hispana para luchar por la vida: la fe, la esperanza, la solidaridad y la organización social. Lo mismo podría decirse para cualquier otro lugar del mundo, ya que la predicación siempre debe ser contextual. Es decir, la predicación es una herramienta que las iglesias cristianas deben usar para responder e interpretar teológicamente la situación, las necesidades y los problemas que afectan a las comunidades donde llevan a cabo sus respectivos ministerios.

Tareas sugeridas
  1. Investigue si su iglesia o denominación tiene documentos que aborden el tema de la teología de la predicación. Léalos y compárelos con lo presentado en este capítulo. 
  2. Vaya a alguna biblioteca teológica y estudie lo escrito por Martín Lutero sobre el tema de la teología de la predicación.
Recapitulando:

¿Qué es Predicar el Evangelio? 

Esta es la pregunta que debe hacerse todo aquel que ha sido llamado a esta noble tarea y que anhela ardientemente en su corazón exponer el mensaje de la Palabra de Dios.

A través de la toda la historia después de Cristo, ha habido un gran ejercito de hombres de Dios que han desarrollado esta labor, hombres de los cuales podemos aprender Como Predicar el Evangelio. Podría mencionar nombres de de algunos de ellos que hasta el dia de hoy son considerados como los grandes predicadores del evangelio.

Pero hay un hombre por quien personalmente siento una gran admiración y respeto. Este hombre fue uno de los más malvados en los días de la naciente iglesia cristiana, pero cuando Dios lo llamó y lo escogió para su ministerio, fue transformado en el hombre que revolucionó en la segunda parte del primer siglo después de Cristo.

Sí, Estoy hablando del Apóstol Pablo. Este hombre después de su conversión y de haber tenido un encuentro tan singular con Cristo y luego haber sido lleno del Espíritu Santo, comienza su ministerio, un ministerio tan singular. Y dado a que en el tiempo del Apóstol Pablo, habían problemas sociales, económicos y políticos al igual que en nuestros días, como también habían tantos tipos de creencias y religiones al igual que en nuestro tiempo, eso no hizo que la predicación del Apóstol variara de acuerdo a las circunstancias.

Razón tuvo Aquel gran hombre de Dios Charles H. Spurgeon, quien en su mensaje titulado “Predicar El Evangelio” el cual fue dado el domingo 5 de agosto de 1855, nos expresa en su definición más importante que “Predicar el Evangelio es Exaltar a Jesucristo”,,, Y eso, es exactamente lo que el Apóstol Pablo hizo en todo su ministerio.

Mi amigo lector, debemos tener muy en claro esto, que cada vez que realices esta labor, hazlo sabiendo que el centro de Tu mensaje siempre, y te lo digo una vez más, SIEMPRE:
  1. Debe ser Un Mensaje que Exalte el nombre de Cristo. 
  2. Debe ser un Mensaje que conduzca a la gente a la Adoración a Cristo. 
  3. Debe ser un Mensaje donde nosotros no seamos los más importantes, sino Sólo Cristo. 
  4. Debe ser un Mensaje donde los pecadores sean conducidos a La Cruz de Cristo. 
  5. Debe ser un Mensaje que exponga fielmente el Mensaje de Jesucristo.
En algunas ocasiones es probable que seamos tentados a seguir la corriente de nuestros días y en la cual han sucumbido muchos de nuestros compañeros predicadores y es en predicarle a la gente una serie de teorías humanas, y dejando a un lado el Mensaje del Nuevo Testamento, y es “Jesucristo”.

Te hago un desafío a que de hoy en adelante, cada vez que tengas que presentar la Palabra de Dios, no importando el número de personas ni el lugar, siempre lo hagas sabiendo esto que:
“Predicar el Evangelio es Exaltar a Jesucristo”

DOWNLOAD HERE>>>
http://claudioxplabibliadice.blogspot.com/p/hermeneutica.html

miércoles, 1 de julio de 2015

Caed sobre nosotros, y escondednos del rostro del que está sentado en el trono, y de la ira del Cordero

Por eso, el que tiene este cargo ha de ser irreprensible debe ser apto para enseñar;no un neófito, no sea que envaneciéndose caiga en la condenación del diablo. 1Timoteo3:2,6


 
Tipo de Archivo: PDF | Tamaño: MBytes | Idioma: Spanish | Categoría: Capacitación Ministerial
Información 


¡Caed sobre nosotros, y escondednos del rostro del que está sentado en el trono, y de la ira del Cordero!


El regreso literal de Cristo a este mundo, es el evento más reconocido y de mayor importancia en la Biblia, y que será acompañado por grandes eventos: Los justos muertos resucitarán, y los fieles de todas las edades serán llevados al cielo con Jesús.

La Biblia nos enseña que el día y la hora nadie lo sabe (Mateo 24:36). Pero sí podemos saber cuándo estará cerca, o sea, cuando se cumplan las señales indicadas en la Biblia (Mateo 24:33). Estas señales nos dejan ver la proximidad del clímax de la tierra. Tratar de pensar en el futuro, nos atemoriza; no todos miran hacia el futuro del mismo modo, unos creen que va a ser mejor, y otros que peor.

LAS COSAS VAN A MEJOR:

ø Creo que la ciencia y la tecnología pueden resolver casi cualquier problema.
ø Creo en la evolución. El hombre sigue progresando, y llegará lejos.
ø Creo que nos dirigiremos a los mil años de paz que la Biblia menciona.
ø Soy optimista y no podría tolerar que no fuese así.

LAS COSAS VAN A PEOR:

ø Creo que la tecnología nos ha metido en los problemas que tenemos. ¿Cómo nos podrá sacar?
ø Hemos arruinado el planeta, y por desgracia no tenemos otro.
ø Viajar al espacio puede ayudar algo, pero no es suficiente ahora.
ø Creo que el fin del mundo está muy cerca.
ø Algunos ponen fechas para el fin del mundo, pero nada ha pasado.
ø Me asusta que los “espiritualistas” hagan predicciones de muchas cosas que nos asustan.
ø Quisiera saber lo que la Biblia dice acerca de esto y quiero prepararme.

Al final de la lección, revise de nuevo las respuestas a las preguntas anteriores, y observe si piensa igual que antes, o si ha cambiado su opinión.

Vea lo que el apóstol dice en 2ª Pedro 1:19.

Sólo en las profecías de la Palabra de Dios podemos poner nuestra confianza y sabremos que no vamos a ser defraudados.

LECCIÓN 5. EL TIEMPO SE ESTÁ ACABANDO.

Lectura bíblica: Mateo 24.

Cuando los judíos regresaron de la cautividad babilónica, el templo fue reconstruido. Unos 500 años después fue reconstruido de nuevo bajo el rey Herodes, y éste fue el templo del tiempo de Cristo. No fue un edificio tan magnífico como el que edificó Salomón cientos de años antes, pero para los judíos era el edificio más sagrado en la tierra, y era el orgullo de su nación. Cuando Jesús predijo su destrucción, se levantó gran animosidad de parte de los enemigos de Cristo y se alarmaron hasta los seguidores de Cristo.

1. Cuando los discípulos quedaron solos con Cristo ¿cómo relacionaron la destrucción de Jerusalén con el fin del mudo? Mateo 24:3
_______________________________________

Quizás pensaron que la destrucción del templo y el fin del mundo ocurrirían al mismo tiempo. Al contestarles Cristo, les señaló varios eventos que predecirían a su segunda venida (Mateo 24:6-12). Haga una lista de algunas de las señales que Él dijo que sucederían antes de la caída de Jerusalén. El versículo 14 predice la predicación del Evangelio por sus seguidores. Los discípulos, con las iglesias que establecieron bajo la dirección del Espíritu Santo, progresaron para evangelizar el mundo. Después del 65 d.C. el mundo civilizado conocido había oído las buenas nuevas de la salvación a través de Cristo. Pablo dijo que se había predicado el Evangelio en todo el mundo en sus días (Colosenses 1:23).

2. ¿Qué señal dijo Jesús que indicaría la inmediata destrucción de Jerusalén? Lucas 21:20
_______________________________________

La ciudad de Jerusalén fue rodeada por el ejército romano en el 66 d.C. Después de un período de tiempo, este ejército se retiró. Los cristianos, reconociendo la señal dada por Cristo en Mateo 24:15-20, salieron de la ciudad para no regresar. En el 69 d. C. regresaron los romanos y destruyeron la ciudad en el año 70. Casi un millón de personas murieron o fueron vendidos como esclavos, pero ningún cristiano murió, porque estuvieron alerta, y obedecieron a las señales que Cristo les dio. El templo fue quemado completamente, como Cristo les anunció, a pesar de que los soldados tenían órdenes de no destruir el templo. Cristo, conociendo el futuro, les pudo anunciar cómo podían evitar ser destruidos.

3. ¿Por cuánto tiempo dijo Cristo que Jerusalén iba a ser desolada? Lucas 21:24
________________________________________

La vieja Jerusalén y el lugar del templo han sido ocupados mayormente por otras naciones hasta 1967. Cuando los judíos tomaron posesión de la ciudad, en una ligera victoria, la porción de la profecía de Cristo fue cumplida en nuestros días.

4. ¿Cómo llamó Jesús al período de problemas que sus conciudadanos experimentarían después de la caída de Jerusalén? Mateo 24:21
____________________________________
Después de la destrucción de Jerusalén, los fuegos de la persecución fueron encendidos. Los cristianos fueron sacados de sus casas y un gran número de ellos sellaron su testimonio con su sangre. Nobles y esclavos, ricos y pobres, sabios e ignorantes fueron matados sin compasión. Esta persecución comenzó bajo Nerón y duró cientos de años.

1. SEÑALES EN EL MUNDO NATURAL.

1. ¿Qué señales no comunes en los cielos se habían predicho como señales del fin? Mateo 24:29,30; Apocalipsis 6:12-14 “El sol ____________, la luna __________, las estrellas _________________”.
Estas señales ya han ocurrido. El famoso “día oscuro” del 19 de Mayo de 1780, el cielo fue oscurecido sin ninguna explicación atmosférica, y la luna en la noche se volvió roja como sangre. Descrita en 1869 en Webster Dictionary: “El día oscuro del 19 de Mayo de 1780, una notable oscuridad se extendió por toda Nueva Inglaterra, los pajarillos no cantaron y muchos animales se fueron a dormir, y en las casas encendieron velas. La oscuridad empezó a las diez de la mañana y continuó hasta la noche del siguiente día, pero hubo algunos grados de diferencia en algunos lugares. Durante unos días antes, el aire fue variable desde sur occidente y norte oriente. La causa de este fenómeno no es conocida”.

La caída de las estrellas ocurrió el 13 de Noviembre de 1833, fue una exhibición memorable, la más extensa lluvia de estrellas que jamás se haya conocido. Probablemente ningún otro fenómeno celeste ha ocurrido en Estados Unidos desde los primeros pobladores europeos de este calibre. El fenómeno fue observado con mucho interés, miedo y asombro. Mucho tiempo después del suceso, continuó siendo el tema de conversación más importante de todos.

2. ¿Cuál será el próximo evento después de estas señales en los cielos? Marcos 13:26.
_______________________________________

2.SEÑALES EN EL MUNDO POLÍTICO.

1. ¿Cómo Describe la Biblia el espíritu de guerra que caracterizará los últimos días? Apocalipsis 11:18; Joel 3:9, 10; Joel 2:30
________________________________________
________________________________________
________________________________________

La palabra hebrea para esta expresión es “timroth”. El léxico hebreo lo define como una “columna o pilar de humo que se extiende hacia fuera en la cúspide, como una palmera”. ¿Ha oído alguna vez de nubes en forma de hongo? A Dios no le tomó por sorpresa cuando el hombre inventó la bomba atómica. Lea 1ª Tesalonicenses 5:1–3

Nadie quiere guerra, todos quieren paz; y a pesar de esto, cuando se está acabando una guerra, comienza otra. ¿Ha tratado alguna vez de mantener tres pelotas de playa debajo del agua? Cuando empuja una debajo del agua, otra sale a flote. Así pasa con las guerras.

3. SEÑALES DEL MUNDO SOCIAL.

1. Haga una lista de varias características de la sociedad en los últimos días.

2ª Timoteo 3:1-3,13 “Los hombres____________________________ (versículo 2) Y también
(1) ______________________________,
(2) ______________________________,
(3) ______________________________,
(4) ______________________________,
(5) ______________________________,
(6) ______________________________,
(7) ______________________________,
(8) ______________________________.

Alvin Toffler, autor del famoso libro “La crisis futura”, dijo: “Los matrimonios convencionales parecen ir en decadencia, por eso los padres homosexuales, matrimonios en grupo y poligamia, pudiera llegar a ser la tendencia del futuro”.

Sodoma y Gomorra, y el mudo del tiempo de Noé fueron un ejemplo de lo que muy bien puede existir justo antes de la venida de Cristo (Mateo 24:37-39). Estos lugares fueron destruidos por su maldad e inmoralidad. Un predicador dijo en una ocasión: “Si Dios deja que esta situación continúe mucho más tiempo como está, va a tener que disculparse con Sodoma y Gomorra”. En muchas ciudades se han desarrollado edificios de apartamentos con entradas enrejadas como el único modo de pasar, con guardias armados a la entrada. La gente tiene miedo, ¡la maldad ha llegado a su posible límite!

No es difícil imaginar lo que Dios piensa de la ola de maldad, (como pornografía y otros) que hay en nuestro tiempo. Lea Efesios 5:3-5.

4. SEÑALES EN EL MUNDO ECONÓMICO.

1. ¿Qué cuadro de turbación social e injusticia económica nos muestra Santiago, en los últimos días? Santiago 5:1–7
_______________________________________

En estos últimos años hemos visto crecer la tensión entre el obrero y el proletario. Oímos diariamente noticias de nuevas huelgas. Muchos acumulan riquezas, mientras millones mueren de hambre, y esto no va a terminar hasta que venga Jesús. El cristiano tiene que tener paciencia hasta que llegue ese momento. (Santiago 5:8).

5. SEÑALES EN EL MUNDO RELIGIOSO.

1. Haga una lista de señales sobresalientes en el mundo religioso durante los últimos días: 2ª Timoteo 3:4,5 Lucas 18:8 Mateo 24:12 2ª Pedro 3:3,4 Apocalipsis 14:6,7. El próximo evento a todo esto será la segunda venida (lea Apocalipsis 14:14).
_______________________________________
_______________________________________
_______________________________________
_______________________________________

6. SEÑALES EN EL MUNDO CIENTÍFICO.

1. ¿En qué palabras gráficas se expresó el profeta Daniel sobre el desarrollo de la tecnología? Daniel 12:4
___________________________________
La profecía se está cumpliendo ante nuestros propios ojos mientras vemos los reactores cruzando el cielo. La humanidad está corriendo de un lado a otro, el conocimiento crece rápidamente, se dobla en menos de diez años. No podemos conservar nuestros libros de texto al día. ¿Por qué creen que Dios retuvo el descubrimiento de la fisión nuclear, el indagar en el espacio exterior, la velocidad de los reactores y cohetes, el enredar con los secretos de la vida, hasta el presente? ¿Por qué creen que Dios nos mantuvo a la velocidad de Abraham y cegó las mentes de los hombres respecto de los secretos de Dios, hasta casi el final del siglo 20?

Cuando pensamos en ello, nos damos cuenta que no pudo hacer otra cosa. ¿Cómo podía permitir al hombre descubrir los ladrillos que construyen su poder, y entrometerse con el mismo principio de la vida, hasta que estuviese a punto de volver a este planeta y decir: “¡Señoras y señores, es tiempo de cerrar!”? ¿Necesitamos alguna otra gran evidencia de que estamos viviendo en las mismas puertas de su venida?

7. ¡EL TIEMPO SE ACABA! ¿Cómo podemos estar preparados?

¿Sigue encontrando difícil creer que Cristo puede regresar en nuestros días? Es muy fácil decir: “Puede no suceder aquí, puede no suceder ahora mismo”. Pero recuerde Pompeya, Pearl Harbor, el 11 de Septiembre, el 11 de Marzo, y los días de Noé. Todo ello pudo no suceder. Ellos pensaron que no iba a pasar. Pero sucedió. Y no estaban preparados.

El tiempo se está acabando, y Jesús va a regresar muy pronto. Este planeta inquieto y explosivo está literalmente conectado a su segunda venida. Pero esto no son necesariamente malas noticias. No es necesario que cunda el pánico.

1. Si estamos preparados para el regreso de Cristo, ¿cuál será nuestra actitud según nos acerquemos a ello? Lucas 21:27,28
________________________________________

¿Nos parece que son malas noticias? ¿Parece el fin del mundo? ¡NO! Cristo fue el portador de las mejores noticias, él estaba hablando de rescatar un planeta perdido. Estaba hablando de la solución a nuestros problemas, si estamos listos. Esta es la única e importante pregunta: Dios está listo, este gastado planeta está listo, pero ¿estamos nosotros listos? Todo está listo excepto usted y yo. Determinemos con la ayuda del Todopoderoso, estar listos para ese día.

2. ¿Qué aviso nos dio Jesús para que no seamos sorprendidos cuando Él venga? Lucas 21:34
_____________________________________

3. ¿Qué deberíamos hacer para ser hallados merecedores de escapar de las cosas que van a pasar pronto sobre la tierra? Lucas 21:36
_________________________________________

Una pregunta para meditar:

¿Por qué cree usted que Dios nos ha dado señales que indican la cercanía de la segunda venida de Cristo? ¿Cómo se siente acerca de los acontecimientos que suceden ahora? ¿Es su deseo estar listo para la venida de Cristo?

DOWNLOAD HERE>>>
http://atalayapostrero.blogspot.com/2015/06/caed-sobre-nosotros-y-escondednos-del.html