Google+ Badge

Sermones expositivos

miércoles, 8 de febrero de 2012

Bosquejos Expositivos Bíblicos para Predicar y Enseñar con Profundidad


biblias y miles de comentarios
 
Tipo de Archivo: PDF  | Idioma: Spanish | Categoría: Capacitación Ministerial
Información
EL FUEGO SOBRE EL ALTAR DEL HOLOCAUSTO
Levítico 6:8–13
La antigua costumbre del ritual judaico es muy hermosa y sugestiva.
El fuego tiene que ver con el ALTAR DEL HOLOCAUSTO DEL TABERNACULO.
Se dan instrucciones precisas para que el fuego arda siempre. 12-13.
I.     EL ORIGEN DEL FUEGO DEL ALTAR
Estaba en Dios mismo (9:24). Se prepara altar, leña y víctima.
La sangre de la víctima es derramada sobre el altar. Falta fuego.
Por perfecta que sea la máquina, sin fuego adentro no marchará.
Más tarde se repitió en la dedicación del templo. (2 Crón. 7:1).
Al llegar Pentecostés cayó fuego de Dios. (Hch. 2:3).
El fuego divino tiene su influencia benéfica en nuestro ser.
II.     LA CONTINUACION DEL FUEGO DEL ALTAR
Dios quiso enseñar a su pueblo que debía ser un fuego continuo.
Conservar encendido el altar; oración privada, vida piadosa.
Templo, altar familiar, lugares donde se enciende el fuego. (Sal. 39:1-3).
Devoción privada es la esencia, la evidencia; barómetro de fe.
¡Que arda en nosotros el “sebo” de nuestra devoción íntima!
No se trata de prácticas intermitentes sino continuadas.
¿No tienes motivos para orar? Ora por tu iglesia y por ti mismo.
Usemos la Palabra de Dios como combustible. (Luc. 24:32).
III.     LA IMPORTANCIA DEL FUEGO DEL ALTAR
No era el altar el que daba al fuego su carácter sagrado.
Sino al revés. Los principales sacrificios del altar eran tres.
1.     HOLOCAUSTO. Simboliza el perfecto sacrificio de Jesús.
     Para el cristiano significa completa consagración a Dios.
2.     DEL PRESENTE. Simboliza la perfecta humanidad de Jesús. (Rom. 12:1).
     Para el cristiano significa la devoción diaria dando lo mejor.
3.     DE LAS PACES. Simboliza al Señor haciendo la paz. (Ef. 2:13-19).
     Para el cristiano significa nuestro reconocimiento y gratitud.
IV.     LA CONSTANTE LIMPIEZA DEL ALTAR
Esas cenizas recuerdan dos cosas: a) antes eran leña; b) ahora estorbo.
Cosas dañinas deben ser retiradas del corazón. (Ef. 4:21-32).
Transformará maravillosamente nuestras vidas, (el sol sobre rocío).
Que parecen perlas o prismas relucientes cual hermoso arco iris.
Así este fuego mantiene fiel el espíritu, el alma y el cuerpo. (Apoc. 2:10).
EL PECADO DE CHISMEAR
Levítico 19:13–17
La etimología de la palabra “chisme” viene de “eisma” es corte, rotura o división. Los cismáticos rompían la unidad del dogma.
Al observarse que muchos “eismas” se fundaron en ideas falsas, entonces significó mentira, embuste, lo que entendemos por CHISMEAR.
La Palabra de Dios nos prohibe divulgar rumores no confirmados.
I.     ¿QUE ES EL CHISME? (Levítico 19:16)
El cuchicheo de María y Aarón es cosa de hoy. (Núm. 12:1-2, 8).
Posiblemente Aarón quiso ser el jefe y María la profetisa (2).
¡Cuán poco ha cambiado la naturaleza! Era su propio hermano.
La reputación de los hijos de Dios debe ser para nosotros preciosa.
No debiéramos ayudar al Diablo deshonrando la Iglesia y su Señor.
Algunos necesitan frenos en la lengua, otros piensan justificarse.
II.     CONSECUENCIAS DEL CHISME
Triple daño, el que lo cuenta, el que lo oye y a quien se refiere.
María y Aarón hablaron muy bajito, pero “LO OYO JEHOVA” (Núm. 12:2).
Hablaron de la piel negra de su cuñada, (Núm. 12:1). Y su piel se volvió en la blanca llaga de la lepra. (Núm. 12:10).
Los hijos prudentes de Noé cubrieron la desnudez de su padre, pero el que se expuso a mirarle recibió una espantosa maldición.
Quizás nosotros mismos necesitamos clemencia. (Núm. 12:11).
III.     COMO LIBRARNOS DEL CHISME
Escuchar al chismoso con agrado o tolerancia, lleva su culpa.
Es quebrantar la segunda tabla de la Ley; “amarás a tu prójimo …”
Nadie embadurna a aquel a quien ama en verdad. (Mat. 22:39).
Dice Salomón: “donde no hay chismoso, cesa la contienda” (Prov. 26:20).
Toda amonestación debe ser con amor y en la cara, no de espalda.
Esto es honradez fraternal y tiene la aprobación de Dios.
“Pero si os mordéis y os coméis … mirad que no os consumáis” (Gál. 5:15).
IV.     LA GRANDEZA DE LIBRARNOS DEL CHISME
Moisés era hombre “MANSO” (Núm. 12:3). Dijo el Señor (Mat. 11:29).
Fue humilde de corazón: en vez de resentirse, perdona. (Núm. 12:13).
No es celoso con Eldad y Medad, que prediquen. (Núm. 11:26-29).
Moisés sabía que nadie podía elevarlo ni hundirlo de su posición.
Jesús oró por sus transgresores. Nos enseñó el Padre Nuestro.
Nadie puede llamarse cristiano si chismea en vez de perdonar.
LA INCREDULIDAD FRENTE A LA FE
Números 13:17–34
En Génesis vemos al hombre arruinado; en Exodo, redimido.
En Levítico al hombre adorando y en Números sirviendo a Dios.
Números aunque es libro de peregrinaciones, puede llamarse de “MURMURACIONES”.
Porque de principio a fin está lleno de rebeliones y quejas.
Así lo confirma el Sal. 95:10, “Cuarenta años estuve disgustado …”
I.     EL ENVIO DE ESPIAS A LA TIERRA DE CANAAN
Aunque Dios lo indica, (v. 3), el deseo se originó en el pueblo. (Deut. 1:22).
Revelaron su falta de confianza en Dios y su inclinación al pecado.
El testimonio de Dios debía bastarles. (Lev. 20:24; Deut. 8:7-10).
¿Había acaso un solo sitio en la tierra de Canaán que Dios no conociera?
¿No conocía Dios las dificultades? ¿No podría él vencerlas?
Huyamos de bujías peligrosas, arenas movedizas y escollos mortales.
Dejándonos guiar por Dios, nunca necesitaremos guías humanas.
II.     ¿POR QUE DIOS PERMITIO EL ENVIO DE ESOS ESPIAS?
Dios nunca aprueba los planes humanos, pero los permite.
La designación de un rey, significó el rechazo de Dios (1 Sam. 8:7).
Sin duda que al fin “todo obra para el bien de los que le aman”.
(Sal. 106:15). Les dio lo que pidieron; cosecharon flaqueza y muerte.
El envío de espías puso de manifiesto su incredulidad y todo se complicó.
III.     EL INFORME DE LA INCREDULIDAD
No podemos subir más ni ser más fuertes que donde estamos.
La incredulidad siempre hallará imposibilidades. (v. 32).
A pesar que hallaron la tierra conforme se les aseguró. (v. 27).
Vieron aquellos hombres demasiado grandes y ellos se vieron pequeños.
No pensaron que serían aquellos gigantes ante el Todopoderoso.
Vieron muchos “peros”, pero no vieron a Jehová de los ejércitos.
Su incredulidad rebajó al Señor al nivel de una langosta.
IV.     EL INFORME DE LA FE
La incredulidad procura acercarse a Dios a través de dificultades.
Pero la fe afronta las dificultades conjuntamente con Dios.
La fe no es ignorante ni descuidada; introduce a Dios en todo.
La fe siempre dice: “Subamos luego, y poseámosla; que más podremos” (v. 30).
2 Cor. 1:20 “todas las promesas de Dios son en él sí y en él amén.”
Si primero miramos a Dios, nuestros “goliats” serán como langostas.
LAS SERPIENTES DEL DESIERTO
Números 21:4–9
Nuestro Señor da la clave interpretativa en Juan 3:14-15.
Jesús recuerda a Nicodemo aquel hecho creído por todos en la antigüedad.
Israel olvidó los juicios de Egipto y su libertad alcanzada.
Sólo pensaban en satisfacciones estomacales antes que espirituales.
Se originan las serpientes venenosas por sus murmuraciones. (5)
I.     LA REALIDAD DEL PECADO
No se trata de un juego de palabras e ideas fantásticas.
Desgraciadamente la presencia de serpientes se hace sentir.
Todo pecado es siempre contra Dios (v. 5) (Mat. 25:41-46).
Pecaron contra toda la Ley de Dios.
Las gentes buscan sus satisfacciones en la carne y en el mundo.
“Pan liviano”. Las provisiones de Dios llegan a ser un fastidio.
Hallan su satisfacción en todo lo que el “Egipto” puede darles.
II.     LOS RESULTADOS DEL PECADO
El pecado nos pone siempre a merced de las serpientes.
2 Cor. 4:4; nos ciega. Ef. 2:2; mundanaliza y domina. (1 Jn. 5:19).
¡Cuántas lágrimas! Por los sufrimientos que está causando.
No hay quien escape; no hay medicina; y al fin mata. (Rom. 6:23).
Estas serpientes hablan de Satán con su astucia y su engaño.
A causa de las murmuraciones muchos murieron. (Sal. 58:1-5).
III.     EL REMEDIO SEÑALADO
Los ruegos de Moisés no sirvieron para alejar a las serpientes.
Pero Dios les provee de un remedio contra el veneno mortal.
El pecado sigue su obra destructora, pero el remedio está en Jesús.
La serpiente levantada fue semejante, mas sin veneno. (Rom. 8:3).
Así se identificó Jesús en la cruz para salvarnos. (2 Cor. 5:21).
Fue el único remedio de SALVACION que Dios señaló. (Jn. 3:14-16).
IV.     LA VALIDEZ DEL REMEDIO
La posibilidad de salvarse fue cuando Israel confesó su pecado (7).
Si la ciega murmuración inevitablemente trajo juicio (v. 6),
la sincera humillación y confesión aseguraron la salvación. (v. 9).
El medio ya estaba, sólo faltaba apropiárselo para ser eficaz.
Tal remedio no fue revelado a las obras sino a la fe. (Is. 45:22).
No debían mirarse a sí mismos ni a otros, sino a la serpiente.
Aquella serpiente habla de Jesús en la CRUZ del Calvario. (Jn. 3:15).
Mirar es más fácil que darse vuelta, o levantar una pierna.
RECUERDOS NECESARIOS AL COMENZAR
UN AÑO NUEVO
Deuteronomio 8:1–10
El consejo a los israelitas del versículo 2, es también para nosotros.
(Ef. 2:1-3). Pablo exhorta ahí a mirar y recordar el pasado.
Es práctica saludable y provechosa repasar lecciones del pasado.
Al fin y comienzo del año es tiempo de reflexión y de examen.
I.     RECORDEMOS EL CAMINO RECORRIDO
Será edificante mirar hacia atrás y recordar la fidelidad de Dios.
Recordar sus maravillas e intervenciones a nuestro favor.
Al pasar por el “desierto” recordemos a nuestro Padre celestial.
El nos ha guiado y suplido toda nuestra necesidad.
Hemos necesitado alimento para el cuerpo y para el alma.
¡Cuántas victorias ganadas! ¡Cuántas alegrías experimentadas!
Le alabaremos por todo el pasado y confiaremos en él para el porvenir.
II.     RECORDEMOS TODO LO DEL CAMINO
De cada etapa del camino andado, desde la primera hasta la última.
Ha habido que cruzar cuestas escabrosas y valles oscuros.
¿Por qué Dios nos ha traído por esos lugares tan difíciles?
Pero aun en esos sitios hemos visto su mano de poder y de amor.
Así como la abundancia, los desiertos son parte de su plan.
En el valle oscuro solemos aprender las mejores lecciones.
En 2 Cor. 12:9, leemos: “Mi poder se perfecciona en la debilidad.”
III.     RECORDEMOS EL CAMINO DESPERDICIADO
¡Cuántos secretos perdidos! Por no ser obedientes. (Sal. 25:14).
¡Cuánto más fuertes habríamos sido si hubiéramos estado unidos!
¡Cuánto desperdicio discutiendo nulidades! ¿Quién será el mayor?
Israel dio muchas vueltas en el desierto, desperdiciando el tiempo.
IV.     RECORDEMOS EL CAMINO POR DELANTE
Tenemos ante nosotros una senda nueva y desconocida.
Se presentarán nuevas dificultades y nuevas tentaciones.
Pero el mismo Dios del pasado será el Dios del porvenir.
La misma gracia nos sostendrá. El Dios de Israel será el nuestro.
Y así nos seguirá capitaneando hasta el fin. (Fil. 1:6).
PROHIBICIONES FUNDAMENTALES
Deuteronomio 22:1–12
Se prohibía para evitar una crueldad practicada en los pobres.
Buey y asno siendo de especies distintas no se asocian. (v. 10).
Sus pasos son diferentes para arrastrar el arado o el carro.
El asno se alimenta de yerbas, y tiene un aliento hediondo.
El buey para no olerlo mantiene la cabeza alejada. Tira sólo un costado.
I.     ¿QUIEN INSTITUYE LA PROHIBICION?
Jehová tu Dios, (cp. 26:16). Nombre que en el Nuevo Testamento se revela en Jesús.
Es el eterno Dios que legisla y ordena todas las cosas.
¡Qué claridad! Todo un programa acabado, hace miles de años.
Nos resta ahora sentarnos, estudiarlo, admirarlo y cumplirlo.
El que prohibe es el Señor, prescribiéndonos la forma de labrar.
“Sin mí nada podéis hacer” (Jn. 15:5). “Estoy con vosotros” (Mat. 28:19-20).
Dice Pablo: “Colaboradores de Dios.” (1 Cor. 3:9).
II.     ¿PARA QUIEN SE INSTITUYO LA PROHIBICION?
Naturalmente para Israel, pero en Rom. 2:28-29, también para nosotros.
No por ritos exteriores de la carne, sino renacimiento del espíritu.
Es por este pueblo escogido que está puesta la ley. (1 Ped. 2:9).
En lugar de juntarnos con infieles, dice no contaminarnos.
“Comprados por precio.” Yugo con el infiel es violentar la heredad.
Siendo sacerdotes, no debemos entrar al santísimo contaminados.
III.     ¿A QUE TRABAJO SE REFIERE LA PROHIBICION?
“No ararás”. No es cultivo esto, sino la preparación de tierras.
Arar, es la predicación del arrepentimiento que abre surcos.
La Palabra de Dios sin mezcla de religiones humanas ni fábulas.
Algunas hablan de “su cosecha”, no de la boca de Dios. (Jer. 23:16).
Se debe librar la tierra de durezas, suciedad y mezclas. (Mar. 4:14-20).
IV.     LA LECCION PROHIBITIVA A NOSOTROS
No se prohibe que el asno y el buey estén en el mismo campo.
Lo que se prohibe es que trabajen juntos. (2 Cor. 6:14-18).
1.     ¿Hijos de Dios unidos con los del mundo? ¿Qué compañía? (v. 14).
2.     ¿Cristo unido con Belial? ¿Qué concordia creyente con incrédulo?
3.     ¿Templo de Dios e ídolos? ¿Distintos cultos unidos? (v. 16).
4.     Salgamos a tiempo para ser hijos de nuestro Padre celestial.
LA MENTIRA DE RAHAB
Josué 2:1–21
Vemos aquí a una mala mujer viviendo en un lugar también malo.
En Jericó había muchos ladrones, recordemos Lucas 10:30.
Algunos modernistas dicen que el Dios del Antiguo Testamento no es el del Nuevo.
I.     EL ORIGEN DE RAHAB
Rahab no era una excepción en Jericó sino lo común.
Ciudad corrupta, sin moral. Las sacerdotisas eran prostitutas (Dic. Bib.).
Rahab no tenía mejores normas que las del ambiente en que vivió.
¿No somos así nosotros? La Biblia no sanciona la mentira, la menciona.
La Biblia no justifica a Rahab. La mentira siempre es mala (Jn. 8:44).
Josué no es un libro devocional sino histórico.
Cuando mentimos estamos dejando a Dios para seguir al Diablo.
La mentira de Rahab se tolera por su ignorancia. (Stg. 4:17).
Los publicanos y las rameras os van delante. (Mat. 21:28-31; Jn. 9:41).
II.     EL PROCEDER DE RAHAB
Mentir le era tan natural como el hablar. ¿Se le debe condenar?
¿Esperó Dios hallarnos justos, veraces? No. (Luc. 19:10).
1. Los dejó entrar en su casa. 2. Los escondió (Mat. 13:44).
3. Comprendió que Jehová es dueño. 4. Fue temerosa de Dios. (10).
5. Creyó que Dios era el Señor. 6. Buscó la salud primero de los suyos.
Los que aprueban la mentira ni viven en Jericó ni son rameras cual Rahab.
¿Es pecado ocultar la verdad? Con mentiras sí; leamos Ecl. 3:7.
Los magos debían volver a Herodes, pero regresaron por otro camino.
III.     LA SALVACION DE RAHAB
En el Nuevo Testamento se menciona tres veces.
1.     Fue esposa de Salmón de quien nació Booz esposo de Rut. (Mat. 1:5).
2.     Vemos su fe en Hebr. 11:31. 3. Vemos sus obras en Sant. 2:25.
Su salvación no residía en ella ni la merecía. Sí en su concierto.
1.     Fue una señal de protección (18) como en la tierra de Egipto.
2.     Fue una señal de destrucción, fuera de la casa, muerte segura.
3.     Señal de seguridad. No perdió el tiempo, (18) enseguida (21).
IV.     ALGUNAS LECCIONES
Cordón color rojo, todo parecía trivial y tonto. No quiso riesgos.
¿Eres obediente a lo que consideras trivial? ¿Bautismo, Santa Cena?
¿Puedes mirar “el mar muerto de tus pecados” o la cruz?
Los muros de Jericó cayeron, la casa de Rahab quedó en pie.
UNA TIERRA NUEVA ANTE NOSOTROS
Josué 3:1–17
Como Israel ante la nueva tierra y el Jordán, así nosotros.
Canaán habla de abundancia, victorias; Jordán, de muerte.
¿Qué experiencias nos esperan? ¿Personales? ¿Familiares? ¿Iglesia?
Debían prepararse: a) espiritualmente (5); b) intelectualmente (9).
I.     ¿QUE SIGNIFICABA ESA ARCA DEL PACTO?
Era un cofre sagrado que contenía tres cosas; 1) Ley, 2) vara y 3) maná.
Ley; Alianza con Dios; Vara, dirección de Dios; Maná, sostén de Dios.
Todo esto lo alcanzamos en Jesús. Es el propiciatorio. (Rom. 3:25).
Israel en Egipto significa estar en el mundo bajo Satanás.
La Pascua y paso del mar Rojo hablan de la cruz y la libertad.
El mundo que atravesamos es nuestro desierto. (Deut. 8:2).
Paso del Jordán y posesión significa identificación con Cristo. (Rom. 6:11).
II.     EL ARCA DELANTE
En pos del arca (3); delante de vosotros (11), (Juan 10:4).
Llegó el tiempo de acción; era menester cruzar el Jordán.
Alguno podía haber dicho no es este el tiempo (15); Josué adelante (6).
El pueblo debía santificarse y la maravilla la haría Jehová.
Significa separarse del mundo, consagrarse y ser lleno del Espíritu Santo.
Dios no los toma en sus fuertes brazos y los introduce a Canaán.
Tuvieron que andar tras del Arca paso a paso. (2 Ped. 2:21).
Ante el asombro del pueblo las aguas se partieron. (15-16).
Bajar al Jordán significa morir. El arca bajó primero. (Gál. 2:20).
III.     EL ARCA AL MEDIO
No les dice: “id a dormir y mañana hallaréis el río seco”.
Debían dar el paso, ellos debían hacer algo. (Mal. 3:10).
Sólo así se hace posible el paso de todos (Heb. 2:14-15).
¡Cuán oportuna fue la intervención divina! (Heb. 4:16).
Ilustración: “No quería entrar a la cabina telefónica, estaba oscura.
Dijéronle: “Entre primero, dé el paso y la luz se encenderá.
IV.     EL ARCA AL FINAL (Josué 4:11)
Hasta ahora habían sido guiados por la nube, ahora sería el ARCA.
Delante, en medio y detrás es una figura de Cristo. (Rom. 6:4).
Israel luchó primero, y después descansó en Canaán.
Nosotros descansamos primero en Cristo para luchar hasta el fin.
En ese mismo lugar del Jordán 1400 años más tarde Jesús fue bautizado allí.
EL PELIGRO DE LA VICTORIA
Josué 7:1–15
El v. 1 nos da la clave de la derrota en Hai. “Prevaricación”.
¿Hemos experimentado esto? Por el pecado de uno sufren muchos.
“Un pecador destruye mucho bien” (Ecl. 9:18).
La victoria de Jericó, pronto fue seguida por la derrota de Hai.
I.     LAS VICTORIAS DE ISRAEL
El príncipe del ejército de Jehová utilizó a Josué (5:14).
En siete años de conquistas una sola derrota y costó treinta y seis vidas. (5).
Así nosotros somos derrotados por la carne, el mundo y el Diablo.
En vez de tomar a pecho estas derrotas, nos habituamos.
Siendo el fracaso la condición habitual de nuestra vida.
Ni nos humillamos ante Dios para descubrir donde está el mal.
Los planes de Josué fueron según el consejo de los espías (3-4).
Nunca olvidemos buscar en todo la dirección del Señor.
II.     TUVIERON CONFIANZA PROPIA
Jericó fue tomada y reducida a escombros. Grande victoria.
Como no tenían ataques a retaguardia, seguían adelante.
Los espías regresaron con aire de superioridad y desdén (3).
El pueblito de Hai parecía poca cosa. Se creían muy fuertes.
Recordemos que ningún enemigo espiritual es pequeño. (1 Cor. 10:12).
III.     NO CONSULTARON A DIOS
Olvidaron que la toma de Jericó no dependió de ellos.
El momento más peligroso es cuando nos sentimos inflados.
El triunfo de Jericó les embriagó para no ver el peligro de Hai.
Con frecuencia el éxito en público es fracaso en privado.
Al aviador Velazco en Perú lo mató precisamente su triunfo.
IV.     NADA ES DEMASIADO PEQUEÑO EN LA VIDA
Sin Dios, la tentación más pequeña será insoportable.
Satanás sabe aprovechar no descuidando un solo instante.
Somos tan débiles después de las victorias como antes.
El pecado de uno hizo daño a toda la congregación.
Ninguno de nosotros vive o muere para sí. (Rom. 14:7) ¡Vigilemos!
UNA MUJER HEROICA
Jueces 4:1–16
Nueva caída y nueva restauración de los hijos de Israel.
El libro de Jueces es de subidas y bajadas como muchos creyentes.
En el cap. 3, son los moabitas quienes representan “corrupción carnal”.
Aquí es Jabín, rey de Canaán, símbolo de corrupción espiritual.
A causa de sus pecados están vendidos en manos de Jabín. (2)
Acab se vendió al pecado (1 Rey. 21:20). Judas vendió a Jesús.
Pablo dice que el hombre carnal es vendido al pecado. (Rom. 7:14).
I.     DEBORA FUE UNA MUJER DE DIOS
El Señor determinó que la guerra fuese hecha por una mujer.
Así Dios avergüenza la debilidad del hombre y los enemigos. (9)
Si Dios se sirve de instrumentos débiles, ¿por qué no de mí?
No era amazona, ni oradora, esposa en un sencillo hogar.
Su nombre significa “abeja”, ¡Cuán grande fue su laboriosidad!
¡Cuán grandes habrán sido sus dotes para que Dios la usara!
Fue una mujer de fe sincera, patriota, religiosa y alentadora.
II.     DEBORA FUE UNA MUJER DE CONFIANZA
En aquellos días turbulentos era difícil hallar fe y criterio.
Aun Barac sintió que su fe no bastaría sin Débora cerca de él.
A pesar de su condición de desprecio, Débora fue su confianza. (8)
Por su mediación inspiró y salvó a Barac y a su pueblo. (14)
¿Podrá el Señor utilizarme a mí, aun en mi pobre condición?
III.     DEBORA FUE UNA MUJER DE RECTITUD
Habitaba debajo de una palma, (5), símbolo de prosperidad espiritual.
Son árboles siempre verdes y hermosos en toda estación. (Sal. 92:12).
La palmera echa sus ramas y fuerzas siempre hacia arriba.
Es cual columna de glorioso capitel hacia el cielo.
No crece a diestra ni a siniestra; su fruto está en lo más alto.
Señor, te ruego que esta gloriosa figura sea cumplida en mí.
IV.     DEBORA FUE UNA MUJER DE CORAJE
Pronta a ir a la batalla y a hacer frente al enemigo. (9).
Israel temblaría al ver los “900 carros herrados”. (13).
Débora vio algo más que carros, vio al mismo Señor. (14).
Si el Señor va a la vanguardia, poco importan los carros de Jabín.
Fue Jehová quien desbarató a Sísara. (15) Débora y Barac, instrumentos.
El telescopio de la fe siempre descubre la presencia del Señor.
LA MALDICION DEL PUEBLO DE MEROZ
Jueces 5:1–23
Zabulón y Neftalí, expusieron su vida. (18).
Pablo y Bernabé expusieron su vida. (Hch. 15:26).
Priscila y Aquila, expusieron su vida por Pablo. (Rom. 16:4).
Y los vencedores “menospreciaron su vida.” (Apoc. 12:11).
I.     ¿POR QUE MEROZ NO FUE A LA LUCHA?
1.     ¿Cobardía? ¿Enemigo muy fuerte? Dirían: “otros lucharán”.
2.     ¿Pocos? Dicen: “no hay talento, ni dinero, otros predican y pagan”.
3.     ¿Indiferencia? Ocupaciones propias (Luc. 14:18-20) se arreglarán.
Desean ser libres sí, pero prefieren ser espectadores, no actores.
La verdad en toda excusa es que no estaban listos al sacrificio.
Como el sacerdote y levita (Luc. 10:31-32) “lo mío, mío”, pasaron.
Dejando al necesitado para los que tienen más tiempo y más dinero.
II.     ¿POR QUE MEROZ RECIBIO SEMEJANTE CASTIGO?
No leemos que Meroz dijera algo desleal de la nación en peligro.
¿Qué hizo?, lo del pez en el agua “nada”, no se alistó para luchar.
Casi todo Israel se aprestó alrededor del estandarte. Meroz no fue.
Hubo entre las tribus un lugar vacío, ni un soldado de Meroz salió.
Los pecados de omisión son tan perjudiciales como los de comisión.
Fueron culpables de inacción, inercia, indiferencia y neutralidad.
III.     ¿POR QUE DEBEMOS ALISTARNOS PRECISAMENTE NOSOTROS?
Se está librando el gran conflicto de los siglos, entre el bien y el mal.
La iglesia de Cristo libra una encarnizada batalla contra el pecado.
Nos hallamos oprimidos con el infernal “Canaán” con su jefe Satán.
Acudamos todos alrededor de la CRUZ, el estandarte de Jehová.
No basta ser miembro nominal, o simpatizante, hay que luchar.
Inactividad es oposición, impasibilidad es hostilidad. (Mat. 12:30).
IV.     EL SEÑOR NOS LLAMA A CADA UNO DE NOSOTROS AHORA
Uno solo, puede ser motivo de fracaso de una causa a muchos.
Este no es el momento de estar impasibles dejando a otros solos.
Misioneros, pastores, laicos, todos luchando. ¿Qué harás tú?
El intento de Satán es que renuncien obreros y se cierren locales.
Para que Dios no pueda abrir “las ventanas de los cielos” (Mal. 3:10).
UN SOL CADUCO
Jueces 16:23–31
Samsón significa “pequeño sor”, en sentido figurado, alegre, risueño.
Muy contentos habrán estado Manoa y su esposa cuando nació Samsón. (13:25).
Cuando apareció, fue un sol fulgurante, lleno de esperanzas. (13:24).
Pero muy pronto aquella vida tuvo un desenlace por demás trágico.
Si hay verdadero desastre en la vida, ocurrió en la de Samsón.
Fue un sol caduco. Lo triste es que esa historia es la de muchos.
I.     SU GLORIOSA PERSPECTIVA
En aquellos tristes días, sin rey, cada uno hacía su parecer. (17:6).
Eran esos tiempos de caos, de confusión, de anarquía.
Por más de cuarenta años, los filisteos subyugaron a Israel por su pecado.
Sólo Israel tenía la esperanza de que el Señor les suscitara JUECES
En ese estado de cosas nació SAMSON, como un “sol de esperanza”.
Su nacimiento se anunció y se preparó de la mejor forma. (13:3-5; 22-25).
II.     UN BUEN PRINCIPIO NO NOS GARANTIZA UN BUEN FIN
Sería “nazareo” (13:7). Esto es, separado para siempre, cuerpo y alma.
Desgraciadamente Samsón manchó su “nazareato”, contaminándolo.
Se esperaban de él grandes cosas pero fue una decepción.
a) Para Dios, b) para su pueblo, c) para sus padres, d) para sí mismo.
No pudo decir como Pablo: “He peleado la buena batalla” (2 Tim. 4:7).
Jesús sólo puede librarnos de la carne, del mundo y de Satán.
III.     JUGAR CON EL PECADO ES INSENSATEZ
Léase: (14:1-3; 10; 19; 15:4, 7, 16; 16:1, 8-11, 13 y 17).
Usó su fuerza e ingenio proponiendo chistes y enigmas propios.
Creyó que podía gastar su fuerza en bromas manteniendo sus ideales.
Empleó tiempo atando teas a las colas de chacales produciendo así incendios.
El que deshizo al cachorro del león no pudo con sus pasiones.
Creyó que el pecado no tendría consecuencias directas en su vida.
El Diablo con su sutileza minó su carácter y “fue un sol caduco”.
IV.     LA GRACIA DE DIOS ALCANZO A LIBERAR SU ALMA
Aunque fue una vida perdida, fue “como un tizón arrebatado del fuego.
Nos sorprende que su nombre esté en la lista de héroes. (Heb. 11:32).
Hizo justicia después de su caída, y Dios le oyó, salvó su alma. (28)
Su falta de ojos, libertad y fuerza, le llevan al arrepentimiento.
Comprendió su pecado y misión; ahora expuesto a burlas.
Con la fuerza que Dios le devuelve, sacrifica su vida por su pueblo.
Esa fue la cosecha de su pecado, mas su salvación fue de pura gracia.
NOMBRES SIGNIEFICANTES
Rut 1:1–22
El libro de Rut encierra un mensaje de cariño y de ternura.
Es como una jaula de pájaros cantores entre nubes que amenazan.
En Jueces hay combates, opresiones, venganzas y personajes feroces.
Pero en medio de la confusión siempre hay almas puras y fieles.
I.     NOEMI SIGNIFICA “PLACENTERA” (Rut 1:2)
Es Noemí tipo del pueblo de Israel reincidente, regresando arrepentido,
que llegó a Canaán acompañada de la gentil Rut. Así será el futuro.
Israel llevará la bendición de Dios con la riqueza gentil. (Rom. 11:12).
Cuando las nuevas llegaron de que en Canaán había pan, regresaron. (6)
¿Volvió realmente vacia? (21) ¿No poseía algo según el Salmo 51:17?
Dios jamás despreciará al espíritu quebrantado y humillado.
II.     RUT SIGNIFICA “BELLEZA” (Rut 1:4)
Es Rut tipo de los gentiles que se convierten al Señor. (Moab hijo Lot).
Era moabita; por la ley alejada, condenada y sin derechos. (Deut. 23:3).
Por la aracia del “Varón rico”, fue admitida en el pueblo de Dios.
Rut tipifica al pecador redimido por Cristo todopoderoso.
Era extranjera, alejada, pobre, desnuda y necesitada. (Rom. 9:6-9).
Ahora con Booz, el poderoso, tiene redención, riqueza y hogar.
Jamás volverá a Moab. El creyente jamás debe volver al mundo.
III.     ORFA SIGNIFICA “ADULACION” (Rut. 1:4)
Es Orfa tipo del pecador que se pierde a pesar del bien que le rodea.
Se le presentó la misma oportunidad de Rut, podía haber aceptado.
Orfa, cual Rut podía haber entrado a Canaán, pero no quiso (14).
Optó por Moab, sus dioses y sus pecados. Así el ladrón impenitente.
Verdad que Orfa estaba dispuesta a sacrificar algo, pero no todo.
IV.     BOOZ SIGNIFICA “FORTALEZA” (Rut 2:1)
Booz es tipo de Cristo, en su relación con los suyos.
El es el Señor de la cosecha, que deja caer los manojos. (2:16).
Es el Varón rico, poderoso, valeroso y bondadoso Jesús (2:1).
Nos cubre con su manto de amor, nos redime y nos une a él.
Booz y Rut fueron antecesores a la venida de Cristo al mundo. (Mat. 1:5).
Nosotros en Cristo somos enriquecidos sobremanera. (Ef. 2:1-10).
EBENEZER
1 Samuel 7:12
Significa “piedra de auxilio”, o “hasta aquí nos ayudó Jehová”.
Si queremos bendiciones, los Baales y Astarot deben derribarse (4).
Jesucristo debe ser Señor de todo o no será Señor de nada.
Aprendieron que son sumamente flacos y confesaron su pecado (6).
Sienten la necesidad de orar y piden a Samuel que interceda (8).
Samuel coloca una piedra conmemorativa entre Mizpa y Sen (12).
Mizpa es “atalaya”, significa oración y Sen es “diente”, significa morder al enemigo.
Así Samuel se puso en el “atalaya” de la oración y mordió al enemigo.
Es bueno tomar piedras de memoria en nuestras vidas. (Sal. 103:1-3).
I.     AYER: HASTA AQUI NOS AYUDO
NOS AYUDO, se asemeja a una mano que nos señala el pasado.
Transcurrieron varios años, no obstante “hasta aquí NOS AYUDO”.
A través de riqueza, pobreza, salud o enfermedad, “NOS AYUDO”.
En la patria o en el extranjero; en tierra, mar, honra o deshonra “NOS AYUDO.”
Cual una larga avenida de árboles nos gusta recordar: (Sal. 40:1-3).
Nos ayudó con su escolta “el BIEN y la MISERICORDIA” (Sal. 23:6).
II.     HOY: HASTA AQUI NOS AYUDO
AQUI. Este hoy, nos habla del presente; es de veras nuestra oportunidad.
1.     En lo material: “Dános Señor el pan de cada día.” No de ayer o mañana.
     Nos ha bendecido “hasta AQUI”, hoy tenemos su fiel protección.
2.     En lo moral: Estamos rodeados de cariño y de gratos afectos.
     Su brazo no se ha acortado para bendecirnos HOY. (Lam. 3:22-23).
3.     En lo espiritual: su Palabra es HOY tan poderosa como lo fue ayer.
     El Dios de Abraham, Isaac y Jacob es también el Dios nuestro Hoy.
III.     MAÑANA: HASTA AQUI NOS AYUDO
El levantar cierta señal y escribir: “hasta aquí”, también es futuro.
Indica que no llegó aún al fin, que todavía hay camino que seguir.
Otras pruebas, alegrías, tentaciones, triunfos y oraciones.
¿Serán enfermedades, achaques, muerte? ¿será el fin? No, jamás.
Hay un glorioso despertar a la semejanza de Jesús. Hay tronos,
hay arpas, cantos, vestidos blancos y el glorioso rostro de JESUS.
El que te ama y te ayudó “hasta aquí” te ayudará hasta siempre jamás.
“El que comenzó en vosotros la buena obra la perfeccionará” (Fil. 1:6).
LA TRISTE HISTORIA DE SAUL
1 Samuel 15:9–29
Su primer pecado fue cuando ofreció holocausto por su cuenta.
Luego contra Jonatán. Finalmente no destruye a Agag ni sus bienes.
Después de esto la carrera de Saúl siempre fue cuesta abajo. (8-9).
Del corazón desobediente Dios retira su apoyo y su poder. (22).
I.     EL ESPIRITU DE DIOS DESECHO A SAUL
Por su obstinación y desobediencia perdió su real prerrogativa.
La luz le fue quitada y vino a ser como los demás hombres. (10:10).
Nada es tan horroroso como ser abandonado de Dios.
Trae la perdición del cuerpo y del alma que es lo que más vale.
Cuando se pierde la presencia de Dios, se pierde también todo poder.
¡Qué amargo lamento es este: “Dios se ha apartado … no responde.” (28:15-16).
II.     EL ESPIRITU MALO SE APODERO DE SAUL
Realmente estamos rodeados de espíritus buenos y malos.
Satán ejecuta su pecado aprovechando la casa barrida. (Luc. 11:24-26).
Como los buitres aprovechan el cadáver, cuya vida ya no está.
Saúl trastocó el bien de Dios en mal, cambió su luz en tinieblas.
Comenzó a andar contra la corriente de Dios y ésta le destruye.
Cuando Judas entregó a su Señor, sus mismos ruegos le endurecieron.
III.     CONCIERTO Y DESCONCIERTO DE SAUL
La música es la expresión de la perfecta paz del cielo. (16:23).
Todo lo creado canta aleluyas a Dios cual armoniosa música.
Saúl no estaba en armonía con Dios, por eso estaba en discordia.
La música le despertaba memorias hermosas de otros tiempos.
Aquietaba, por momentos, las notas discordantes de sus pecados.
Si no te entregas al Señor, la música del culto podrá aquietarte,
mas cuando el encanto cese, el espíritu del mal se hará sentir.
IV.     EL INEVITABLE FRACASO DE SAUL
Si un hombre está mal con Dios, la fe no podrá salvarlo.
Porque la fe es cual flor y contacto que indica la salud del alma.
Cuando Goliat desafiaba a Israel, Saúl temblaba. Confiaba en sí mismo.
Cuando el creyente se hace mundano, no puede luchar. Perderá.
La victoria que satisface, es la separación del mundo.
¿Qué valor tenía lo que era Saúl, habiendo ya perdido a Dios? (30).
LA VICTORIA DE DAVID
1 Samuel 17:45–58
Hay en este capítulo algunos rasgos del carácter de David.
1.     Su celo ……. “¿Quién es este filisteo … para que provoque …?” (26)
2.     Su humildad … No hizo alarde de sus actos anteriores (34-36).
3.     Su fe ………. “Jehová que me ha librado … del león …(37)
4.     Su sencillez. Prefiere usar lo que tiene tal cual es. (39-40).
“Las armas de nuestra milicia no son carnales” (2 Cor. 10:4).
I.     DAVID OBRO CON NATURALIDAD
A veces el soldado no se ve a causa de su complicada armadura.
Debemos ser naturales y nunca aparentar lo que no somos. (39-40).
David no se perturbó ante el vanaglorioso y grande adversario.
Goliat midió a David con su metro carnal y David con el espiritual.
EL NOMBRE, (45) No confió en sí mismo. Mirarse a sí mismo es perderse. (Sal. 66:18).
Tampoco confió en otros, toda su confianza la puso en JEHOVA.
David nunca se olvidó de ese nombre: (Sal. 7:17; 8:1, 9; 9:2).
¡Cuántas victorias tendríamos si confiásemos más en tal NOMBRE.
Es el nombre que es sobre todo nombre. (Fil. 2:9) y (Juan 16:24).
II.     DAVID LUCHO LEGITIMAMENTE
No deseaba la victoria para su propia gloria. (46)
¿Cómo podemos nosotros usar el nombre del Señor con éxito?
1.     Cuando nuestros motivos son puros conforme a su voluntad. (26)
     No es cuestión de nuestros derechos sino de los del Señor.
2.     Cuando damos al Señor el lugar que le corresponde. (47)
     No tanto luchar por él, sino que él luche mediante nosotros.
3.     Cuando no consultamos con carne y sangre porque es diabólico.
     ¡Cuántas veces Satanás nos susurra el consejo de Saúl. (33)
     Así dijo Pedro al Señor: “ten piedad de ti”. (Mat. 16:22-23).
III.     DAVID CONFIO INCONDICIONALMENTE EN DIOS
Los hombres de fe legítima ganan la victoria con armas sencillas.
Así David abatió a Goliat con una simple piedrita del arroyo.
Jesús abatió a Satán con las piedras sencillas del “arroyo”.
La Biblia es nuestro arroyo inagotable, llena de “piedras”.
Los versículos 52-53 hablan del efecto del buen ejemplo y de la victoria.
1.     Obró solo, no esperó ayuda de otros. Jehová le era suficiente.
2.     Obró serenamente. “En quietud y confianza seréis salvos” (Is. 30:15).
3.     Obró sin miedo. Una cosa es decir, (32) otra distinta es hacer (48-49).
Al fin cayó el gigante y antes de que reaccionara le cortó la cabeza (51).
EL AMOR DIVINO ILUSTRADO POR UN
AMOR HUMANO
2 Samuel 9:1–13
Lo que hizo David a favor de Mefiboset, fue por amor a Jonatán.
Su relación con David ilustra nuestra relación con Dios.
Así Dios nos perdona por amor a Jesús aunque inmerecedores.
Era costumbre eliminar toda descendencia del vencido.
David sin olvidar a sus amigos procuró hacer bien a sus enemigos.
I.     LA TRISTE CONDICION DE MEFIBOSET
Pertenecía a la casa de Saúl que manifestó odio al rey David.
A causa de una caída no podía andar (4:4). Así nosotros. (Rom. 8:7).
Pertenecemos a una raza pecadora, enemigos de Dios.
Mefiboset vivía lejos de Jerusalén, situado a la mayor distancia (4).
El pecador vive “lejos” de Dios, trata de olvidarle (Luc. 15:13; Ef. 2:13).
II.     LA RECEPCION DE MEFIBOSET
David le Ilama por nombre (6). Así Jesús a los suyos. (Jn. 10:3).
David le quita todo temor (7). Así Jesús a los suyos. (Jn. 14:1-3).
Le promete misericordia por amor a Jonatán. (7) Véase Ef. 4:32
Le devuelve todo lo que a causa de su padre perdió. (Rom. 8:15-17).
Le da un asiento en la mesa del rey (7). Le trata como hijo (11) (Ef. 2:6).
Esta es nuestra historia en Cristo Jesús. (Luc. 13:29).
III.     LA NUEVA MORADA DE MEFIBOSET
Antes vivía en Lodebar, que significa “sin pasto”. Queda al norte de Dan.
Así nosotros sin Cristo lejos y sin satisfacción. (Jn. 4:14) (Ef. 2:1-3, 12-13).
Del lugar “sin pasto”, Lodebar, a la mesa del rey. (7, 10, 11 y 13).
En el Salmo 23:5, leemos: “aderezarás mesa delante de mí …”
Ahora está en Jerusalén que significa “abundancia de paz”. ¡Qué cambio!
Como uno de los hijos del rey (11). Así nosotros. (1 Juan 3:1-5).
IV.     EL EXTRAORDINARIO GOZO DE MEFIBOSET
Lisiado sí, pero no por ello perturba las decisiones del rey (13).
“No es la guerra de los valientes, ni de los fuertes la paz.
Mas de los fieles en Cristo, es el etemo solaz.”
Aunque nuestras fuerzas “cojeen”, nuestra justicia está firme.
La mesa de un rey es un buen escondite para piernas tullidas.
En la fiesta evangélica nos gloriamos en flaquezas. (2 Cor. 12:9-10).
DEDICACION DEL TEMPLO DE DIOS
1 Reyes 8:12–26
Israel ya estaba aposentado en la tierra prometida.
Al morir Josué, a pesar de tan buen principio, Israel fracasó.
Eran castigados; al arrepentirse, Dios les proveía jueces.
El pueblo pidió al último juez, Samuel, que les diera un rey.
Saúl fue el elegido. Este también comenzó bien pero acabó mal.
David reinó en su lugar elevando al pueblo a una potencia.
A su hijo Salomón le tocó la gloriosa tarea de construir el TEMPLO.
I.     LA ORACION DEDICATORIA A DIOS
Esta es una oración muy notable, y es un ejemplo de dedicación.
Israel se hallaba en el punto más glorioso de su historia.
¡Qué privilegio tuvo Salomón de que Dios le oyera dos veces! (3:11-414).
Primero, bendición de su persona. Segundo, de su obra. (9:1-9).
Al que mantiene buenas relaciones con Dios, en todo le irá bien.
Bendita la nación cuyo Dios es Jehová. (Sal. 33:1 Rom. 8:31).
II.     LAS FIRMES PROMESAS DE DIOS
La gloria del Señor había llenado el templo. (10-11).
El templo fue para Israel un lugar de cita entre Dios y su pueblo.
Lugar de adoración y sacrificio, de comunión y santificación.
Así fue la iglesia que nació por el Espíritu Santo en Hechos 2.
Dios es un gran arquitecto tanto en lo grande como en lo chico.
Dios siempre ha querido morar con los suyos. (1 Cor. 6:19-20).
Ni él es demasiado grande, ni el corazón humano demasiado pequeño.
III.     LAS SOLEMNES AMONESTACIONES DE DIOS
Grandes privilegios traen consigo grandes responsabilidades.
Dios había elegido a Silo, para morar, fue destruido. (Jer. 7:12).
Capernaum exhaltada hasta el cielo, fue humillada. (Mat. 11:23).
Jerusalén, que fue orgullo de Israel, fue destruida (Mat. 24:1-2).
La iglesia apóstata caerá bajo terrible condenación. (Apoc. 19:2).
Cuando el templo deja de ser lo que debe ser, no tiene objeto.
No hay sitio ni rito que valga por bueno que sea. (9:6-9).
IV.     ADORANDO JUNTOS EN LA CASA DE DIOS
¿No simboliza esta casa, la misma presencia del Señor?
Esta es la casa que habitualmente reconocemos como Casa de Dios.
Casa de reunión, donde su presencia todo lo penetra y envuelve.
¿Por qué no hemos de comenzar a vivir en esta Casa, desde ahora?
¿Dónde vivo yo? ¿solo? ¿con el mundo? ¿o en la casa de Dios?
En esta Casa hay paz y seguridad. “Yo me alegré …” (Sal. 122:1).
ELIAS DEBAJO DE UN ENEBRO
1 Reyes 19:1–18
Este gran profeta ganó una señalada victoria sobre el mal.
La figura siniestra de Jezabel hace que Elías se esconda. (4)
Enebro, aquí simboliza ataque de abatimiento, aplastamiento.
Nosotros cultivamos este árbol y a veces nos refugiamos allí.
Sentimos compasión de nosotros mismos, dignos de conmiseraciones.
Nos hallamos tan sumergidos que creemos que lo mejor es el fin.
El gran Elías tan fuerte en el Carmelo, un cobarde bajo el Enebro.
I.     LOS HOMBRES MAS FUERTES TAMBIEN SE ABATEN
Nadie puede escapar de los asaltos de Satanás. (1 Cor. 10:12).
Ante dificultades en vez de mirar a Dios, corremos al Enebro.
Los abatimientos suelen venir después de grandes avivamientos.
Una lucha tenaz e intensa hace presión a nuestro ser.
Entonces el péndulo de nuestra vida se va al otro extremo.
El remedio de Dios no fue un discurso de su flaqueza.
Le deja que descanse, se alimente y vuelva a descansar. (5-6).
Mientras permanezcamos debajo del Enebro nos privamos de Dios.
II.     NO CONVIENE TOMAR DECISIONES BAJO EL ENEBRO
No es allí nuestro lugar, no es la posición normal del creyente.
Todo lo juzgaríamos bajo el prisma de nuestra condición.
La indiferencia y la falta de espiritualidad se originan bajo el Enebro.
Tampoco conviene hablar a otros de nuestro estado. Es perjudicial.
Debemos ocultar nuestro pesar al hombre y decírselo a Dios.
Sólo nos restaurará una nueva visión de Dios. ¿Qué haces aquí? (9).
No es tu lugar, tu causa no está perdida. ¿Qué haré de ti aqui?
Me juzgaste mal a mí, a mi obra y a ti mismo; miremos a Dios.
III.     LA SOLUCION ESTA EN UNA NUEVA VISION DE DIOS
“Vé, vuélvete por tu camino” (15). Tu obra no ha terminado aún.
Continúa la escuela de profetas, unge a Eliseo y espera tu hora.
Humillado y avergonzado salió de la cueva, retirando su renuncia.
En Jn. 1:48, hallamos a Natanael debajo de una higuera. ¡Qué diferencia!
Si Enebro es desesperación la higuera es meditación, confesión.
Desarraiguemos el Enebro y plantemos en su lugar una higuera.
LA CURACION DE UN GRAN GENERAL
2 Reyes 5:1–14
Era general, gran varón, alta estima, libertador, valeroso.
PERO, este “pero” todo lo estropea. La lepra terminaría con todo.
El hombre alcanza pináculos de grandeza, popularidad “pero”, pecador.
Mancha fatal como la lepra, todo lo invade. Es inmundo.
I.     MENSAJEROS Y MENSAJE
Tres veces leemos aquí de sirvientes que le dan un buen mensaje.
1.     v. 3. Una muchacha cautiva: “Si rogase mi señor al profeta.”
2.     v. 10. Un mensajero de Eliseo “Vé y lávate siete veces en el Jordán.”
3.     v. 13. Los criados de Naamán: “Padre mío, si el profeta te …”
Ni riquezas ni honores podían aliviar su mal menos librarlo de él.
Pero cuando se siente verdadera necesidad, todo se escucha.
Lo importante no eran los mensajeros, sino el mensaje.
II.     OBEDIENCIA O DESOBEDIENCIA
Es de admirar la fidelidad de estos mensajeros. No le lisonjean.
Debemos ser precavidos con las órdenes humanas, pero no con las divinas.
Naamán buscó al rey (5-7), pero con todo su poder no le servía.
Con dinero no se compra la salvación. (5, 15-16; 1 Ped. 1:18-19).
Obras, ceremonias, orgullos todo debe ser destruido. (9-12).
Es por ello que la salvación es de pura gracia. (Ef. 2:8-9).
III.     RIOS DE DAMASCO O DE ISRAEL
Abana, significa “perenne”; Farfar “veloz”, y Jordán significa “muerte”.
Uno, aguas claras y abundantes; el otro cenagoso y turbio.
Jordán, teatro de arrepentimiento, confesión, Jesús bautizado.
1.     ¿Educación no es mejor? Pero no se puede educar al no nacido.
2.     ¿Reforma social no es mejor? Sin el poder de Dios será inútil.
3.     ¿Filosofía no es mejor? Su principio está en el “temor de Jehová”.
4.     ¿Materialismo no es mejor? No son ríos más limpios, “pero” leproso.
5.     ¿Religión no es mejor? ¿no es mejor la mía? Aquí hay cuatro (Mat. 7:21-24).
IV.     CUMPLIMIENTO Y TRANSFORMACION
Descendió (14). Imposible ascender sin descender primero.
No hubo otra senda más que cumplir el decreto dado (7) y siete veces.
Este número, habla de limpieza perfecta. Cual un niño. (1 Jn. 1:7).
No es cuestión de vista sino de fe. (2 Cor. 5:17).