Sermones expositivos










sábado, 2 de abril de 2011

4 Razones Para Confesar Nuestros Pecados a Dios


4 RAZONES PARA CONFESAR NUESTROS PECADOS A DIOS
SALMO 32
Tengo una muy buena noticia este día: Dios tiene para usted tiempo de refrigerio. Hechos 3:19 “Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados, para que vengan de la presencia del Señor tiempo de refrigerio”

¿Usted sabe que son los tiempos de refrigerio de los que habla Dios? La pregunta más importante: ¿Cuándo llegan esos tiempos de refrigerio? EL ARREPENTIMIENTO Y LA CONFESIÓN.

En el salmo 32, escrito por David, rey de Israel, aprendemos a adorar a Dios, presentándonos delante de él, para confesar nuestros pecados. No es fácil que un rey se humille ante otro rey. David fue llamado amigo de Dios. La razón era su comunión con él. En este salmo 32, veamos 4 razones importantes para confesar nuestros pecados.

RAZÓN 1:
PORQUE EL PECADO TE CORROMPE

Sal 32:3-4 - (3) Mientras callé, se envejecieron mis huesos, En mi gemir todo el día.
(4) Porque de día y de noche se agravó sobre mí tu mano; Se volvió mi verdor en sequedades de verano.

  • ¿Saben ustedes cuál es el primer paso que damos cuando cometemos un pecado? Guardamos silencio. Nos quedamos callados. Escondernos de la autoridad divina.
Eso es lo que hizo David cuando comenta esta parte del Salmo 32. Callar da la impresionar de un silencio ante Dios. No hablar con él.

  • Adán: Cuando escuchó la voz de Dios se escondió. ILUST. Al llegar a la casa de unas personas en una comunidad, cuando escuchan el tema que es Dios, se retiran de allí. Enmudecidos. ¿Tienes algo que decir? Nada. Esa noche y a partir de allí, comenzaron a gemir Adan y Eva.
(Pro 28:13) El que encubre sus pecados no prosperará; mas el que los confiesa y se aparta alcanzará misericordia.
(Pro 28:14) Bienaventurado el hombre que siempre teme a Dios; mas el que endurece su corazón caerá en el mal.

  • El pecado es una bacteria para el alma, que inmediatamente la corrompe y destruye.
“se envejecieron mis huesos, en mi gemir todo el día”. Interiormente se desató una lucha. Había maldad en el corazón. La guardó. La llevó a lo profundo de su casa, de su vida. Donde nadie lo viera. Si escondieres:

A dónde huiré de tu Espíritu:
(Sal 139:7) ¿A dónde me iré de tu Espíritu? ¿Y a dónde huiré de tu presencia? Si subiere a los cielos, allí estás tú; Y si en el Seol hiciere mi estrado, he aquí, allí tú estás.
Jeremías 23:24 ¿Se ocultará alguno, dice Jehová, en escondrijos que yo no lo vea? ¿No lleno yo, dice Jehová, el cielo y la tierra?

El verdor en sequedades de verano: puede estar el verano seco? Es tiempo de lluvia. Te debe ir bien. Por esconder el pecado, a nadie le iría bien.

RAZON 2:
PORQUE DIOS TE TRATA CON GRACIA

Sal 32:6-7 Por esto orará a ti todo santo en el tiempo en que puedas ser hallado;
Ciertamente en la inundación de muchas aguas no llegarán éstas a él.
(7) Tú eres mi refugio; me guardarás de la angustia;
Con cánticos de liberación me rodearás.

Mientras Dios puede ser hallado. Dios es accesible al pecador.
  • Es interesante el trato que Dios da un pecador. Nunca él rechazó a alguna persona que mostró arrepentimiento.
Lucas 15: El hijo pródigo al llegar al aproximarse a casa: El padre lo está esperando. Lo ama. Desea reconciliarse. Hará una fiesta. Es importante el arrepentimiento porque el padre ha hecho una gran fiesta en los cielos.

Lucas 15:10 Así os digo que hay gozo delante de los ángeles de Dios por un pecador que se arrepiente. Las muchas aguas no llegarán. Dios tiene misericordia. El es nuestro refugio.

RAZÓN 3:
PORQUE DIOS TE ENSEÑA A VIVIR CON RECTITUD

Sal 32:8-9 (8) Te haré entender, y te enseñaré el camino en que debes andar;
Sobre ti fijaré mis ojos. (9) No seáis como el caballo, o como el mulo, sin entendimiento,
Que han de ser sujetados con cabestro y con freno, Porque si no, no se acercan a ti.

“Volviendo en si”
  • La vida es de un constante aprendizaje.
Polibio decía que el animal tiene una mejor respuesta que el ser humano cuando comete un error. Si cae en una trampa, procurará evitarla la próxima vez. Pero nosotros caemos repetidas veces.
Necesitamos aprender. Dios nos guía a vivir mejor en la familia.

  • Al reconocer tus pecados, Dios promete dirigir tu vida diaria.
Los animales reaccionan por sus instintos. No detienen a pensar, su mente no procesa las posibles consecuencias. So voluntad no entra en un dilema: muerdo o no muerdo. Simplemente reaccionan. Y tienen que ser sujetados con freno. O domesticados.
Dios quiere dirigir tu vida. Al pedir perdón reconoces tus errores y estás en la actitud exacta de HUMILDAD.

RAZÓN 4:
PORQUE ASÍ VIVES MUY BENDECIDO

Sal 32:1-2 (1) Bienaventurado aquel cuya transgresión ha sido perdonada, y cubierto su pecado.
(2) Bienaventurado el hombre a quien Jehová no culpa de iniquidad, Y en cuyo espíritu no hay engaño.
  • Es difícil hallar una palabra para entender el sentido de bienaventurado.
Hebreo: ashre ירֵשְ 26 veces en los Salmos y 8 en Proverbios. El término comunica básicamente la «prosperidad» o «felicidad» que experimentan los que son favorecidos (bendecidos) por alguien superior. Griego: Makarios- hallada también en makros, largo, mekos, longitud; Mayormente satisfecho, grandemente feliz. Es un favor grande que Dios te otorga. Es algo proveniente de Dios.
  • Es muy bendecido porque ya no vive con culpa. Con vergüenza. Con cinismo. Con mentiras.
  • Dios le quitó la máscara de “buena persona”, y le dijo: esto es lo que eres, un pecador que viste elegante, que saluda cordialmente, que planifica estratégicamente, que duerme plácidamente, que camina en la alfombra de los elogios y reconocimientos. Eres un pecador perdonado. Dios te perdonó.
¿Qué importa más? ¿Cuidar una imagen delante de los demás, o estar en paz con Dios?
La persona bienaventurada está en paz con Dios. Ha depositado en él sus cargas.
 
COMO DEBO CONFESAR MIS PECADOS
Sal 32:5 (5) Mi pecado te declaré, y no encubrí mi iniquidad. Dije: Confesaré mis transgresiones a Jehová; Y tú perdonaste la maldad de mi pecado.
  1. Acércate a Dios con confianza
  2. Con sinceridad arrepiéntete, dile en que has errado
  3. Pídele perdón
  4. Acepta su perdón y vive como una persona perdonada.