Sermones expositivos










sábado, 3 de julio de 2010

Misión Mundial Tomo II: La Dimensión Estratégica

Misión Mundial Tomo II: La Dimensión Estratégica
Archivo: .Zip | Tamaño: 14 MBytes | Idioma: Español | Categoría: Misionología - Preparación Ministerial
Contenido
 
TOMO 2
LA DIMENSION ESTRATEGICA
Prefacio a la segunda edición 7
Instrucciones 9

Capítulo 1
HISTORIA Y ESTRUCTURAS 11
A. La dimensión estratégica 13
B. Historia de la estrategia misionera 18
C. Dos estructuras de expansión misionera 37

Capítulo 2
LA TAREA RESTANTE SS
A. Las naciones inalcanzadas 55
B. Las megaesferas budista y china 67
C. Las megaesferas hindú, musulmana y tribal 76

Capítulo 3
ALCANZANDO A LOS INALCANZADOS 95
A Lascuatro estrategias de misiones 96
B. Los movimientos de gente 106
C. La estrategia de una solución única 116

Capítulo 4
LA MISION INTEGRAL 133
A. El evangelismo 134
B. El desarrollo 147
C. El establecimiento de iglesias 158

Capítulo 5
TRABAJO DE EQUIPO CON VISION MUNDIAL 181
A. Asociándonos con Dios 182
B. Asociándonos con el pueblo deDios 198
C. Asociándonos como un solo equipo misionero mundial 212
Indice de autores y artículos 225
 
Vista desde la perspectiva de la misión, la historia se revela de una manera única y nueva. Si lavemos desarrollarse como un drama, notamos que es el reino de Dios, y no los reinos del mundo,el que lleva el papel principal. Según la Biblia, el argumento central de ese drama es el propósito del Creador de redimir al hombre y restaurar su gobierno sobre la tierra. La Escritura proporciona emocionantes detalles de la manera como Dios derrotó a sus enemigos al resucitar a Cristo de entre los muertos y nos brinda además un bosquejo de los acontecimientos futuros. Los discípulos de Jesucristo son los instrumentos promedio de los cuales se establecerá su reino por toda la tierra, anunciando las liberadoras buenas nuevas de su victoria sobre el pecado, satanás y la muerte, a todos los confines de la tierra.

Tal como se vio en el tomo anterior,las “diez épocas” de la historia de la misión revelan que los hijos de Dios raras veces han deseado ser agentes del reino. El Señor ha tenido que lograr sus propósitos por medio de exilios, dispersiones, persecuciones e invasiones. Sin embargo, de vez en cuando han surgido movimientos y estructuras que voluntariamente han cumplido la finalidad de la misión divina.Cuando la gente de Dios, intencionalmente, se propone acatar su obligación de compartir el evangelio con las naciones, el Señor bendice grandemente esos esfuerzos.

Esa ha sido la participación protestante en el mundo de la misión. Si bien sólo en los dos últimos siglos han tomado en cuenta seriamente su responsabilidad por la evangelización del mundo, se ha producido un gran crecimiento, clasificado en tres eras distintas de expansión.